Se cuela en un Parque Nacional de Sudáfrica para cazar rinocerontes. Lo mata un elefante y se lo comen los leones

Rhinoceronces pastando en el Parque Kruger.
Denis Farrell (AP)

Un elefante mató a un hombre que posteriormente fue devorado por un grupo de leones este lunes en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, cerca de la frontera con Mozambique. Se cree que entró con otros cuatro compatriotas para cazar rinocerontes protegidos, según adelantó el diario Letaba Herald.

Un portavoz del parque llamado Isaac Phaahla reveló que “según la familia del fallecido, fueron contactados por sus cómplices, quienes les notificaron que su pariente había sido asesinado por un elefante mientras estaban en el Parque Kruger cazando rinocerontes”. Los Guardabosques del Parque Nacional descubrieron sus restos el 4 de abril, escribió el Herald.

Advertisement

También informaron que después de que el elefante atacase repentinamente al hombre, los leones acabaron devorando casi todo su cuerpo:

Según Phaala, las pruebas encontradas en la escena sugerían que un grupo de leones había devorado los restos del cazador, dejando solo un cráneo humano y un par de pantalones. La policía de Skukuza fue contactada de inmediato y actualmente se encuentra investigando sobre el incidente.

...“Entrar al Parque Nacional Kruger de forma ilegal y a pie no es muy prudente, ya que esconde muchos peligros y este incidente es la prueba de esto. “Es muy triste ver a las hijas del fallecido lamentando la pérdida de su padre, y peor aún es que hayan podido recuperar tan poco de sus restos”, dijo Glenn Phillips, director gerente del Parque Nacional Kruger.

Según la CNN, tres personas sospechosas de haber participado en la cacería fueron arrestadas la semana pasada, y se procedió a la incautación de sus armas de fuego. Se encuentran retenidos bajo cargos de “posesión de armas de fuego y munición sin licencia, conspiración para la caza furtiva y allanamiento”, escribió la CNN.

El Parque Nacional Kruger, una zona altamente protegida custodiada por absolutamente todo, desde perros hasta drones, da cobijo a unos pocos cientos rinocerontes negros de los pocos miles de ejemplares que quedan en todo el mundo, y que la Lista Roja de la UICN considera que están al borde de la extinción. Se cree que actualmente hay alrededor de 5000, y casi todos viven en zonas protegidas de Sudáfrica, Namibia, Zimbabwe y Kenia. La CNN escribió que el parque también alberga entre 6600 y 7800 rinocerontes blancos, de los que hay entre 19.600 y 21.100 ejemplares concentrados en esos mismos países.

Advertisement

Tanto el rinoceronte blanco como el negro se ven afectados por la caza furtiva para la venta de sus cuernos, que son vendidos en el mercado negro como una forma de medicina alternativa y como símbolo de estatus. Según la CNN, el Servicio de Policía sudafricano realizó 680 arrestos por caza furtiva en 2016, de los cuales unos 417 estaban “dentro y en los alrededores” del Parque Nacional Kruger.

Share This Story