Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si Facebook no pone remedio, en 2070 tendrá más usuarios muertos que vivos

Foto: Ryan Stone (Unsplash)

Dentro de 50 años es posible que Facebook haya desaparecido completamente igual que hoy conocemos otras redes solo por las páginas de historia. Si la red social sobrevive, tiene otro problema que atender. En apenas 50 años Facebook podría ser un auténtico mausoleo.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la universidad de Oxford ha aplicado a Facebook los ratios de mortalidad de la población disponibles en las bases de datos de Naciones Unidas. A fecha de 2019, la red social de Zuckerberg tiene 2.380 millones de usuarios activos en el último mes. La cifra se reduce a solo 1.560 millones que registran actividad de manera diaria.

Advertisement

Si aplicamos los índices de mortalidad de Naciones Unidas, 500 millones de esos usuarios estarán muertos en 2060. Para 2079 habrán fallecido mil millones de los actuales usuarios por diferentes causas. Si seguimos hasta el año 2.100, el 98% de los actuales usuarios ya no existirán. Los datos tienen en cuenta la mortalidad de diferentes países. Estados Unidos y la India son los que más influyen en la estadística por su mayor número de usuarios. India es el país que más usuarios fallecidos aporta, con un 16%, Entre los países occidentales, Estados Unidos es el único que aparece en el top 10, con un 2,3% de usuarios fallecidos.

Todos estos escenarios asumen un crecimiento cero de usuarios, pero la experiencia nos ha demostrado que a pesar de los continuos escándalos de privacidad, Facebook sigue creciendo. Los investigadores han aplicado un crecimiento anual del 13 y han deducido de ese crecimiento los fallecimientos adicionales. En ese escenario los muertos no superarán a los vivos hasta bien pasado 2.100, pero el resultado es el mismo.

Carl Öhman y David Watson, principales firmantes del estudio explican que el problema no es exclusivo de Facebook, pero es más sencillo apreciarlo en esta red social por su mayor tamaño. Los investigadores no creen que se trate solo de un problema de gestión de perfiles y privacidad. Con el tiempo, la información online sobre personas fallecidas será un problema que habrá que tratar con legisladores, expertos en documentación, historiadores y arqueólogos. Öhman explica:

Llegará un momento en el que la gestión de nuestros restos digitales afecte a todos los que usan las redes sociales, ya que todos nosotros algún día falleceremos y dejaremos nuestros datos atrás. Pero la totalidad de los perfiles de usuarios fallecidos también equivale a algo más grande que la suma de sus partes. Es, o al menos se convertirá, en parte de nuestro patrimonio digital global.

Advertisement

[vía Live Science]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key