Cuando tomamos antibióticos para combatir alguna infección, el médico siempre nos recomienda seguir el tratamiento hasta el final incluso aunque hayan desaparecido los síntomas. Un nuevo estudio acaba de echar por tierra esa creencia, probablemente la más arraigada sobre antibióticos.

Advertisement

La razón que se esgrimía hasta ahora para seguir tomando antibióticos hsta terminar el tratamiento prescrito era que, si lo abandonábamos antes, los microorganismos causantes de la infección podían mutar y hacerse resistentes al fármaco. Resulta que esta idea no solo es falsa, sino que de hecho puede ser contraproducente.

Martin Llewelyn es un experto en enfermedades infecciosas del Colegio M√©dico de Brighton y Sussex, en el Reino Unido. √Čl y sus colegas acaban de publicar un estudio en la revista British Medical Journal en el que aseguran no haber encontrado evidencias que apoyen la idea de que el tratamiento con antibi√≥ticos debe finalizarse a toda costa. Llewelyn explica:

La idea general de que interrumpir el tratamiento con antibióticos favorece el desarrollo de resistencia a los mismos no está soportada por ninguna evidencia. De hecho, persistir en el tratamiento más tiempo del necesario incrementa el riesgo de generar dicha resistencia.

Advertisement

El estudio continua diciendo que hay algunas enfermedades infecciosas como la tuberculosis en la que interrumpir el tratamiento sí puede generar resistencia. Sin embargo, en la mayor parte de las infecciones causadas por bacterias comunes como la E. coli o el Staphylococcus aureus, mantener el tratamiento más de la cuenta es precisamente lo que contribuye a hacer que los microorganismos se vuelvan resistentes.

Bacterias E.Coli. Foto: Wikipedia

El estudio no solo no ha generado rechazo por parte de la comunidad médica, sino que han surgido no pocas voces entre otros investigadores apoyando sus conclusiones. Peter Openshaw, presidente de la Sociedad Británica de Inmunología comenta:

Este breve, pero s√≥lido documento sostiene la idea de que los sntibi√≥ticos deben administrarse de manera m√°s frugal. El estudio se√Īala que las evidencias que soportan un tratamiento m√°s largo son, en el mejor de los casos, muy tenues. Lejos de resultar irresponsable, acortar la duraci√≥n del tratamiento con antibi√≥ticos puede hacer menos probable que los microorganismos desarrollen resistencia.

Advertisement

El estudio ha suscitado algunas cr√≠ticas desde el Real Colegio de M√©dicos, donde insisten en la necesidad de que los pacientes respeten el tratamiento prescrito por el m√©dico en todos los casos. La raz√≥n que esgrimen es que una mejora en los s√≠ntomas no necesariamente significa que los microorganismos causantes hayan desaparecido. Desde el Instituto Nacional de Salud del Reino Unido a√Īaden que a√ļn son necesarias pruebas m√°s concluyentes antes de establecer nuevas pr√°cticas en el uso actual de antibi√≥ticos. [Eurekalert v√≠a The Guardian]