Ya está establecido que el abuso del alcohol puede tener efectos negativos en las relaciones sociales e íntimas. No obstante, sigue siendo un misterio por qué el alcohol provoca estas situaciones. Para intentar conseguir un nuevo entendimiento, uno grupo de científicos decidió realizar un experimento con el animal perfecto para simular una relación amorosa humana: el topillo.

Advertisement

Aunque al principio el topillo no es la opci√≥n obvia para el experimento, el animal en realidad comparte algunas similitudes con los humanos que lo convierte en un sujeto ideal. Por ejemplo, los topillos forman relaciones mon√≥gamas, tal como los humanos. Tambi√©n les gusta el alcohol, algo que no es lo m√°s com√ļn en roedores.

Primero, los científicos dejaron que los topillos formaran una relación monógama durante una semana. Después de ese periodo de tiempo, los científicos crearon diferentes escenarios con alcohol para las parejas. En algunos, solo el hombre tenía acceso a la sustancia y en otras, ambos animales podían beber alcohol.

Encontraron que en situaciones en las que los hombres podían beber alcohol y no las mujeres, los hombres solían ser infiel. Por otro lado, cuando ambos podían beber alcohol, la relación se mantenía y no había infidelidad.

Advertisement

Los resultados confirmaron que los topillos suelen exhibir el mismo comportamiento que los humanos cuando beben. En la especie humana, el consumo excesivo de alcohol est√° asociado con una alta tasa de separaci√≥n en las parejas, seg√ļn el Dr. Andrey Ryabinin, uno de los autores del estudio.

El equipo luego decidió analizar a los topillos para ver si podían encontrar una razón biológica para explicar la infidelidad. Al analizar los topillos que habían bebido, encontraron que se habían materializado cambios en una región específica del cerebro: la sustancia gris periacueductal. Se trata de la sustancia gris que rodea el acueducto cerebral en el mesencéfalo. La función esencial de esta región es reducir el dolor excesivo.

Advertisement

Los autores creen que el la región puede tener un rol en el efecto que tiene el alcohol sobre las parejas.

‚ÄúNecesitamos realizar m√°s experimentos para confirmar si esto es igual para los humanos‚ÄĚ, afirm√≥ Ryabinin. ‚ÄúEn estudios futuros, es posible que podamos desarrollar estrategias para combatir los efectos negativos del alcohol y mejorar relaciones que son trastornadas por el consumo excesivo de alcohol‚ÄĚ.

Advertisement

[The Independent]