Ilustración: Jim Cooke.

La compa√Ī√≠a estadounidense Bioquark ha recibido autorizaci√≥n de los gobiernos de Estados Unidos y La India para poner en marcha un experimento pionero y un poco inquietante. Durante los pr√≥ximos meses someter√°n a 20 pacientes a una serie de pruebas para intentar resucitar el cerebro de 20 pacientes en estado de muerte cerebral.

El concepto de muerte cerebral es relativamente nuevo para la ciencia De hecho no se formul√≥ hasta 1968. Generalmente, el cerebro muere porque antes fallan otros √≥rganos. Sin embargo, en algunos casos, el cerebro sufre da√Īos tan masivos que su actividad cesa completamente, pero el resto del cuerpo permanece vivo gracias a que la actividad card√≠aca y respiratoria recibe soporte artificial externo.

Advertisement

Generalmente, cuando se produce una muerte cerebral los medicos lo comunican a los familiares y proceden a desconectar el resto del cuerpo de las m√°quinas que lo mantienen en funcionamiento. La muerte cerebral es irreversible pero en Bioquark creen que no tiene por qu√© ser as√≠. Algunas especies de peces y anfibios como las salamandras son capaces de regenerar partes del cerebro despu√©s de sufrir da√Īo cerebral cr√≠tico. Los seres humanos no tenemos esa capacidad, pero en los pacientes con da√Īo cerebral s√≠ se ha llegado a registrar actividad el√©ctrica residual. El experimento, apropiadamente bautizado como The ReAnima Project, trata de averiguar si esa actividad podr√≠a elevarse mediante un combinado de f√°rmacos y terapias de neuroestimulaci√≥n.

Advertisement

Las pruebas se llevarán a cano en el Hospital Anupam de la localidad india de Radrapur después de que un comité de expertos estadounidense e Indio haya autorizado la investigación. En las próximas semanas, 20 pacientes en estado de muerte cerebral serán seleccionados con el permiso de sus familias. Los pacientes se someterán a una terapia que incluye inyectar en el cerebro un cóctel de péptidos y células madre al mismo tiempo que se aplican diferentes métodos de estimulación nerviosa y se monitoriza su actividad.

Bioquark ya deja claro que no espera devolver a la vida a ninguno de estos pacientes cerebralmente muertos. Sin embargo, la prueba podr√≠a abrir la puerta a un mont√≥n de nuevas terapias para regenerar da√Īos cerebrales en pacientes que s√≠ est√°n vivos, pero en coma, as√≠ como en el tratamiento de m√ļltiples enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el P√°rkinson. Tan solo cabe esperar que ninguno de estos 20 pacientes despierte con hambre de cerebros con los que mantener su reci√©n retomada actividad. [Clinical Trials v√≠a Telegraph]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.