Cient√≠ficos del Instituto Salk en California, Estados Unidos, desarrollaron un medicamento que imita las se√Īales que normalmente se producen cuando ingerimos alimentos. Experimentando con ratones lograron que aquellos con problemas de obesidad dejaran de aumentar de peso.

Advertisement

El f√°rmaco, llamado Fexaramina, no se absorbe en el torrente sangu√≠neo sino que trabaja solo en los intestinos. En un experimento, le administraron una dosis diaria a ratones obesos durante un periodo de cinco semanas. Al final, estos dejaron de aumentar de peso, perdieron grasa corporal y ten√≠an los niveles de colesterol m√°s bajos que otros grupos a los que no se les dio el medicamento. Los cient√≠ficos tambi√©n notaron que la grasa corporal da√Īina, se convirti√≥ en un tipo que se puede quemar f√°cilmente para tornarse en energ√≠a.

El nuevo medicamento activa el receptor Fersesoide X, encontrado en el intestino y otras partes del cuerpo. Su estimulaci√≥n afecta la forma en que el cuerpo produce √°cidos biliares, digiere los alimentos y almacena los az√ļcares y las grasas. Ronald Evans, l√≠der del proyecto lo explica as√≠:

Esta p√≠ldora es como una comida imaginaria. Env√≠a las mismas se√Īales que normalmente suceden cuando comes una gran cantidad de alimentos.

Advertisement

Aunque en otros experimentos ya se hab√≠a logrado enga√Īar al receptor, los medicamentos utilizados viajaban en el torrente sangu√≠neo y esto podr√≠a resultar en efectos secundarios. La Fexaramina, por otro lado, s√≥lo act√ļa en los intestinos.

Los investigadores a√ļn necesitan hacer m√°s pruebas y an√°lisis cl√≠nicos para ver c√≥mo esta nueva medicina podr√≠a utilizarse para combatir la obesidad en seres humanos. Com√ļnmente, este tipo de medicamentos funcionan bien en ratones pero no tienen resultados en seres humanos. De hacerlo, ofrecer√≠a un nuevo enfoque para tratar problemas de sobrepeso. [v√≠a Nature Medicine]

Imagen de portada: Syda Productions / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)