Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un patrón oculto en la tabla periódica puede ser la clave para los superconductores a temperatura ambiente

Foto: Getty Images

Un equipo de científicos rusos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skoltech acaba de encontrar algo muy raro y muy prometedor en la tabla periódica de elementos. tras analizar la tabla mediante algoritmos han descubierto un patrón que puede ser la clave para encontrar un auténtico santo grial de la física.

No es ninguna exageración. Durante décadas, investigadores de todo el mundo han tratado de encontrar ese santo grial sin éxito. Se trata de los superconductores a temperatura ambiente.

Advertisement

Los materiales conductores normales como el cobre de tus cables eléctricos tienen una propiedad llamada resistencia. En cierto modo, es algo comparable a la fricción. Cuando aplicas electricidad a ese material, los electrones comienzan a moverse por él, pero algunos chocan con los átomos del material y se pierden por el camino.

Los superconductores son materiales que tienen una rara propiedad: apenas tienen resistencia. Cuando los electrones los atraviesan se agrupan en parejas y fluyen por el material sin que nada los frene. El problema es que los supercondutores solo exhiben esa propiedad bajo condiciones extremas de alta presión y bajas temperaturas. Refrigerar a casi el cero absoluto todo un cable para que sea superconductor no es un planteamiento muy eficiente. Sin embargo, si se pudiera lograr ese mismo efecto a temperatura ambiente... El descubrimiento revolucionaría la transmisión de energía en redes eléctricas (actualmente se pierde un 7% debido precisamente a la resistencia) y la industria electrónica en su conjunto.

Advertisement

Los actínidos son un conjunto de 15 metales de la tabla periódica con números atómicos entre el 89 y el 103. Todos ellos exhiben diferentes propiedades de superconducción bajo ciertas condiciones, y el equipo dirigido por el químico Artem Oganov comenzó a sospechar que tenía que haber algún patrón subyacente.

Hasta ahora, la única manera de descubrir un nuevo superconductor era elaborando modelos matemáticos y después poniéndolos a prueba en laboratorio. Es un modelo bastante ineficaz por no decir directamente que es como dar palos de ciego. Lo que Oganov y su equipo ha descubierto es la manera de analizar la disposición atómica de los actínidos mediante algoritmos para determinar cuáles son los que mejor pueden combinar con hidrógeno para formar un superconductor más eficaz.

Advertisement
Aspecto del Actinio-225, un isótopo del actinio, en un vial
Foto: Wikipedia

Hasta ahora, el récord de superconductor a altas temperaturas era el sulfuro de hidrógeno, que muestra suprconducción a 70 grados Celsius bajo cero y una presión de 1,5 millones de atmósferas. No es algo muy viable fuera de un laboratorio.

Advertisement

Gracias al nuevo algoritmo, los investigadores rusos han pulverizado ese record con un hidrato de Actinio capaz de superconducción a temperaturas de solo menos 20 grados Celsius. Al igual que el sulfuro de hidrógeno, necesita una presión brutal para funcionar, pero es un primer paso muy prometedor hacia ese esquivo santo grial de la física. Además, el algoritmo probablemente se pueda refinar para hallar combinaciones aún más eficientes. [The Journal of Physical Chemistry Letters vía Science Alert]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key