La infame salsa en un episodio de Rick and Morty.

A inicios de octubre McDonald’s llevó a cabo una promoción en la que ofrecían la famosa salsa Szechuan de la serie animada Rick and Morty, desatando la locura entre los fanáticos. La salsa es tan escasa y se ha hecho tan famosa que la gente hace lo que sea por obtener una, incluso pagar por un paquete con un coche real.

Advertisement

Una mujer llamada Rachel Marie que vive en Michigan, Estados Unidos, logr√≥ hacerse con un paquete de la ex√≥tica salsa. El paquete era del tama√Īo en el que McDonald‚Äôs ofrece sus otras salsas (como BBQ o mostaza, por ejemplo), con una cantidad que apenas alcanza para acompa√Īar un paquete de 6 u 8 nuggets.

Marie quiso ver qu√© le pod√≠an ofrecer por su paquete, sabiendo que la Szechuan se hab√≠a convertido en un tesoro para todos los fan√°ticos, desatando una b√ļsqueda similar a la del Arca perdida por parte de Indiana Jones. Algunos le ofrec√≠an dinero, pero alguien le ofreci√≥ un coche. S√≠, un coche real y funcional, porque ese es el mundo en el que vivimos ahora.

Como era de esperarse, Marie aceptó. La historia fue relatada en tres imágenes de Facebook:

Advertisement

En la primera imagen (ahora actualizada) Marie mostraba su preciado tesoro, la salsa Szechuan. Despu√©s del intercambio, agradec√≠a al antiguo due√Īo del coche por el intercambio. Se trata de un Volkswagen Golf.

En medio de las ofertas, alguien le ofrec√≠a el coche: ‚Äú1 por 1‚ÄĚ, a lo que Marie respondi√≥ pidiendo que le enviara un mensaje privado para conversar.

Advertisement

Por √ļltimo, un d√≠a m√°s tarde, Marie mostraba su nuevo y flamante coche rojo.

La obsesión por esta salsa se hizo tan extrema que en eBay han vendido mediante una subasta un envase de siete kilos de la Szechuan por más de 25.000 dólares, porque cuando el fanatismo es extremo parece que no existen los límites ni la cordura. [Justin Chiat (Facebook) vía Eater]