Imagen: AP

Una ni√Īa china ha venido al mundo pisando fuerte tras poner en peligro su vida y la de su madre de una patada. La beb√© pate√≥ con tanta fuerza el vientre de su progenitora que abri√≥ un agujero de siete cent√≠metros en la pared del √ļtero.

La mujer, a quien el hospital se refiri√≥ como Zhang, se quejaba de dolor extremo y ten√≠a descontrolados el pulso, la tensi√≥n y la respiraci√≥n. Los m√©dicos creyeron que estaban ante un caso corriente de rotura uterina, pero cuando realizaron una ecograf√≠a se encontraron con una enorme brecha en su cavidad abdominal. La ni√Īa hab√≠a rasgado el √ļtero y se hab√≠a quedado atascada por los gl√ļteos.

Advertisement

Imagen: Hospital de la Universidad de Pekín

El embarazo estaba avanzado (35 semanas), así que los médicos no dudaron en realizar una cesárea de emergencia para detener la pérdida de sangre de la madre y evitar que el bebé contrajera una infección. Si no hubieran actuado rápido, la providencial patada del feto los habría matado a ambos.

As√≠ fue como los cirujanos del Hospital de la Universidad de Pek√≠n en Shenzhen trajeron al mundo a la ni√Īa, salv√°ndole la vida a ella y a la madre. El caso ha sido descrito como ‚Äúextremadamente raro‚ÄĚ por los propios m√©dicos, quienes luego descubrieron la ra√≠z del problema. La mujer hab√≠a sido operada con anterioridad para extraer fibromas de su vientre, lo que dej√≥ una cicatriz y por lo tanto un punto d√©bil en la pared de su √ļtero.

Advertisement

No es infrecuente que se rasgue el √ļtero a partir de una cicatriz, por ejemplo de la cicatriz que deja una vieja ces√°rea. Pero lo normal es que ocurra durante el nacimiento del beb√©, y no semanas antes de que empiecen los trabajos de parto.

[Essential Baby]