Aprieta los labios, frunce el ceño y eleva la barbilla. ¿Lo tienes? Acabas de poner la que, según un grupo de investigadores de la Universidad del Estado de Ohio, es la cara universal para mostrar profundo desacuerdo con algo independientemente del idioma que hables.

Sus “descubridores” de hecho, la conocen como la “cara de no”, y aseguran que es la misma para idiomas tan dispares como el español, el inglés, la lengua de signos (estadounidense) o el chino mandarín. El gesto es una combinación de tres expresiones diferentes: ira (ceño fruncido), disgusto (barbilla levantada) y desprecio (labios fruncidos).

Advertisement

El estudio del que proviene este gesto universal consistía en medir las expresiones faciales de 158 estudiantes que hablaban diferentes lenguas. Para lograr que hicieran un gesto de negativa natural, los investigadores simplemente mantenían con ellos una larga conversación en su propio idioma en cuyo guión había algunas afirmaciones abiertamente ilógicas o absurdas sobre las que se preguntaba a los estudiantes si estaban de acuerdo o no.

Foto: Oregon State University

Lo curioso es que, según los investigadores, el propio gesto de negativa puede ser considerado una unidad gramatical básica por sí misma si nos atenemos a su frecuencia. Los lenguajes humanos suelen tener una frecuencia de entre 3 y 8 sílabas por segundo (de 3 a 8 hertzios). La “cara de no” se forma entre los 4,33 y los 7,49 hertzios según el idioma. Está diseñada para que la interpretemos como una respuesta por sí misma.

Por supuesto, Internet ya había llegado a la misma conclusión hace mucho tiempo, aunque no siguiendo un método científico. El meme “No” de Rage Comics lleva en circulación desde agosto de 2010, y se parece mucho al gesto de negativa que los investigadores han confirmado ahora como universal. Comenzó su andadura en Cheat Engine, y se difundió, junto al resto de Rage Faces, desde foros como 4Chan o Reddit.

Advertisement

Advertisement

El estudio, que acaba de publicarse en la revista Cognition, revela que el gesto se forma cuando estamos en desacuerdo con una idea incluso aunque no verbalicemos una negativa. Para encontrar esta expresión, los investigadores han identificado mediante algoritmos hasta 21 expresiones diferentes y sus combinaciones, pero ninguna de ellas es tan universal como la que usamos para decir no. Darwin teorizaba que las expresiones para transmitir ira, desagrado o agresión son mucho más críticas para la supervivencia que las necesarias para socializar, y por ello aparecieron antes en la evolución. [Cognition vía Ohio State University]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.