Un nuevo estudio quiere cambiar la forma en la que entendemos la posibilidad de la existencia de vida extraterrestre, instando a que no solo aceptemos que no estamos solos en el universo, sino que muchas otras civilizaciones llegaron a existir, solo que ya estarían extintas.

Esta teoría es propuesta a través de un estudio liderado por Adam Frank, profesor de física y astronomía en la Universidad de Rochester, en los Estados Unidos, junto a Woodruff Sullivan, parte del programa de astronomía y astrobiología de la Universidad de Washington. La idea se basa en la ecuación de Drake que maneja el SETI y otros organismos para la búsqueda extraterrestre, planteando otra forma de entender las variables necesarias para que una civilización tecnológica llegue a comunicarse con nosotros.

Advertisement

Y de hecho, la fórmula planteada por Frank y Sullivan es mucho más simple, al menos en teoría, al asegurar que debido a la edad del universo y la cantidad de tiempo que nuestra civilización ha formado parte de él lo más probable es que muchas civilizaciones existieron antes de nosotros, incluso en nuestra querida Vía Láctea.

Ecuaciones que describen las posibilidades de la vida extraterrestre. En la parte superior la de Drake, en la inferior la nueva y simplificada propuesta por este estudio (vía Universidad de Rochester).

Frank y Sullivan dicen que aunque sabemos aproximadamente cuántas estrellas existen (y que una quinta parte de estas estrellas cuentan con planetas, o exoplanetas, en zonas habitables) lo que no sabemos es cuántos de esos planetas podrían ya haber vivido su propia evolución de vida hasta el desarrollo de vida inteligente, y que a estas alturas ya se extinguieron.

Advertisement

Advertisement

Su fórmula asegura que la probabilidad de que seamos los humanos seamos la única forma de vida avanzada que ha existido en el universo es de “uno entre 10 cuatrillones”, la cual es una probabilidad realmente baja.

El universo tiene una edad de más de 13.000 millones de años, mientras nuestra civilización lleva apenas 10.000 años existiendo. ¿Acaso no es posible que muchas hayan venido antes que nosotros, en diferentes rincones de la galaxia? Bastante, y eso es lo que quiere demostrar esta teoría. [Universidad de Rochester vía Discovery News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.