Adiós al Mobile World Congress: esto fue lo mejor y lo peor

Se acabó. El MWC finaliza hoy oficialmente. Hemos pateado decenas de kilómetros y alimentado nuestro cuerpo de cafeína para contarte todas las novedades desde Barcelona. Y ha sido fantástico. Por aquí puedes leer toda nuestra cobertura, pero toca recopilar. Esto ha sido lo mejor y lo que deberíamos olvidar.

Lo mejor

La realidad virtual ya está aquí

Advertisement

Es un síntoma de lo que viene o, mejor dicho, de lo que ya está aquí. Que en una feria de móviles, el visor Vive de HTC y Valve haya sido, con diferencia, de lo más destacado, da una idea de lo que está a punto de ocurrir. Tuvimos la oportunidad de probar el Vive - lo contamos para nuestros compañeros de Gizmodo US (pronto también por aquí) - y casi no hay palabras para describirlo: es-pec-ta-cu-lar. El mejor visor de realidad virtual hasta ahora, uno que de verdad te hace creer que estás en otro mundo. Brutal. Y es solo el comienzo.

El cambio de rumbo de Samsung

En el frente de los móviles, Samsung desde luego fue el ganador del MWC. Y por méritos propios. El Galaxy S6 y S6 Edge son los smartphones más completos y ambiciosos de la compañía hasta la fecha, lo que debería haber sido un Galaxy hace al menos un año. Más vale tarde que nunca. Tienen sus fallos, tanto en el frente de especificaciones como de estrategia, pero la batalla iPhone-Galaxy va a ser más igualada que nunca.

Advertisement

Móviles baratos que no son chatarra, al fin

Advertisement

Es una tendencia que venía de atrás, pero que se consolida: un móvil de 100 o 150 euros/dólares no tiene por qué ser una basura. Hemos visto dos grandes ejemplos en el MWC, y con Windows Phone: el Lumia 640 y 640XL. Y otro muy destacado con Android, el Sony Xperia M4 Aqua. Más de esto, por favor.

Lo peor

La "ausencia" de Sony y HTC

Advertisement

Sí, ambas compañías estuvieron presentes en el MWC, pero no como esperábamos. Sony, en mitad de las especulaciones sobre el futuro de su unidad de móviles, optó por un perfil bajo y no presentó el sucesor del Xperia Z3. Lo hará probablemente más adelante, pero su ausencia en la batalla por el foco de interés es significativa. HTC acaparó la atención con el Vive, pero decepcionó con el One M9. Mucho más de lo mismo.

Advertisement

Wearables innecesarios

Advertisement

Basta ya de wearables y pulseras y relojes que son un puro invento de marketing y no solucionan absolutamente ningún problema. En el MWC vimos unos cuantos ejemplos. La horrorosa Huawei TalkBand B2, una pulsera transformable en pinganillo Bluetooth, o el reloj LG Watch Urbane, una mera iteración de lo ya existente que no empuja la idea del smartwatch hacia el equilibrio perfecto entre diseño y funciones.

Las "mujeres florero" y el sexismo de la feria

Advertisement

El MWC no llega a los extremos de otras ferias como la Computex de Taiwán, pero falla en dos frentes: apenas hay mujeres participantes en las presentaciones organizadas por el evento, y hay demasiadas "mujeres florero" en todos y cada uno de los stands. Lo cuantificaban muy bien en este artículo en Eldiario.es: Sólo el 9,78% de los intervinientes en conferencias de la feria son mujeres, pero el 90% del personal que atiende los stands está integrado por jóvenes azafatas. Es una ridícula costumbre que debería terminar. Dejemos atrás la idea de adornar un stand con azafatas atractivas y ropa ajustada, e intentemos que cada vez haya más igualdad de género en estos eventos. El día que se consiga esa será, sin duda, la mejor noticia del MWC.

Advertisement

Foto de portada y cierre: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story