Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El tornado de Oklahoma, visto desde el espacio

La NASA acaba de hacer públicas las primeras imágenes del tornado que arrasó ayer la localidad de Moore, en Oklahoma, causando decenas de muertos y dejando a su paso una estela de devastación. El tornado es un clase F4 en la escala Fujita. En otras palabras, sus vientos alcanzan velocidades de entre 267 y 321 kilómetros por hora. La anchura de la columna de aire al tocar tierra fue de 1.600 metros.

El tornado de Moore se formó debido a la acción de una supercelda. En la imagen siguiente podéis ver el fenómeno atmosférico. La línea roja corresponde al camino de 32 kilómetros de destrucción que recorrió el tornado antes de disolverse.

Advertisement

Oklahoma es una zona abundante en este tipo de fenómenos. Los satélites de la NASA localizaron el tornado a las 14:40 hora local. La tormenta tocó tierra 16 minutos después, un margen muy corto como para coordinar todos los servicios de emergencias. Cuarenta minutos después de formarse, a las 15:36, el tornado se disolvió. La fuerza de este remolino ha sido el doble que la del último gran tornado registrado en la zona, que data de 1999 [NASA Goddard].

Share This Story