Astrónomos captan por 1ª vez una masiva estructura de 4 agujeros negros

Un grupo de astrónomos internacionales ha observado por primera vez una agrupación única: 4 agujeros negros extremadamente brillantes (cuásares) ubicados muy próximos unos de otros, próximos al menos en términos cósmicos. Es el primer cuarteto de cuásares descubierto y puede cambiar lo que hasta ahora conocíamos sobre agujeros negros.

Advertisement

Los cuásares, agujeros negros supermasimos muy brillantes, son de por sí únicos en el Universo y muy complejos de identificar. Su vida es muy “breve” en comparación con otros fenómenos cósmicos. Su periodo de máximo brillo dura entre 10 millones y 100 millones de años. Teniendo en cuenta que la vida media de una galaxia es de 10.000 millones de años, la vida de un cuásar es apenas un instante. Por eso, descubrir no solo uno, sino 4 cuásares a tan poca distancia unos de otros ha dejado perplejos al grupo de astrónomos liderados por Joseph Hennawi, del Max Planck Institute alemán. El informe con los detalles del hallazgo se publicado hoy viernes en la revista Science.

El centro de cada galaxia conocida está habitado por un agujero negro supermasivo. El material que gira alrededor del agujero negro lo hace casi a la velocidad de la luz, emitiendo grandes cantidades de energía. Si estas cantidades son lo suficientemente grandes, se transforma en un cuásar que brilla mucho más que la propia galaxia. Si localizar un cuásar ya es complejo, localizar un cuarteto y muy próximos es algo que hasta ahora los astrónomos no creían que fuera posible.

Los investigadores calculan que la probabilidad de descubrir un cuarteto de cuásares es de una entre 10 millones. “Si descubres algo que, según el conocimiento científico actual, debería ser extremadamente improbable, solo hay dos conclusiones: o tuviste mucha suerte, o hay que cambiar la teoría científica actual”, explica Hennawi en un comunicado.

Advertisement

Los cuatro cuásares se encuentran ubicados a unos 700.000 años luz unos de otros, cuando la distancia típica entre ellos suele ser de 100 millones de años luz. Están rodeados además de una gran nebulosa de gas, lo que hace pensar a los científicos que se hayan podido crear por la colisión de una o más galaxias. Su ubicación, un cúmulo muy denso de galaxias, es también bastante inusual, ya que se calcula que contiene hasta 20 veces más galaxias que otros cúmulos similares estudiados hasta ahora. La luz de este cuarteto ha tardado en llegar a la Tierra, al Observatorio W. M. Keck, en Hawái, EE.UU., unos 10.000 millones de años. Es decir, se trata de una zona que existió durante las primeras etapas del Universo. El descubrimiento está llamado a cambiar, o al menos evolucionar, las teorías actuales sobre la formación de agujeros negros, cuásares y galaxias. [vía Observatorio W. M. Keck]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story