Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Australia construye la valla eléctrica más larga del mundo para mantener fuera a los gatos

Imagen: Judy Gallagher (Flickr)

Australia tiene un problema serio con los gatos salvajes. El país tiene la tasa de extinción de animales más alta del mundo, lo cual se atribuye a especies como los gatos salvajes, que no son nativos al continente. Para intentar proteger a los animales en peligro de extinción, una agencia de conservación ha construido una valla eléctrica de 44 kilómetros.

Advertisement

La Conversación de Vida Salvaje de Australia terminó la valla este mes. Se encuentra cerca del pueblo de Alice Springs en la zona norte del país y recorre 9.400 hectáreas. Representantes estiman que la valla es la más larga del mundo que se ha construido con el propósito de mantener fuera a los gatos. El proyecto ha sido financiado con donaciones privadas y públicas y costó $3.7 millones. Se ampliará en 2020 para cubrir 100.000 hectáreas.

Antes de que te sientas mal por los gatos (y admito que yo me sentí un poco mal), es importante visualizar el problema que destaca la conservación. Según sus representantes, hay entre 50 y 60 gatos en el área donde esta la valla. Estos gatos se comían más de 70.000 animales al año.

Attius Fleming, el jefe de la conservación, dijo que los gatos salvajes y otros animales estaban siendo retirados de la zona y que las especies en peligro de extinción se trasladarían ahí el próximo año. El santuario animal es uno de los más grandes del país.

“Australia no tiene una estrategia efectiva para controlar a los gatos”, afirmó Fleming. “La única forma que podemos salvar a los animales en peligro de extinción más importantes de Australia es estableciendo estas áreas masivas sin gatos utilizando vallas”.

Advertisement

No obstante, los gatos salvajes no son la única causa de la tasa de extinción de Australia. También se debe a otros animales, como los zorros y los conejos, el cambio climático o la destrucción de su entorno natural.

Advertisement

Los gatos salvajes fueron introducidos en Australia por inmigrantes en el siglo XVIII como animales domésticos. Se estima que hay entre 10 y 20 millones de estos animales en el país.

Entre los animales que vivirían en el área están el cuol occidental, numbat, macrotis y la rata coligorda.

Advertisement

[AFP y BBC]

Share This Story