Un tribunal ha obligado a una empresa de mobiliario a pagarle casi medio mill√≥n de d√≥lares a mujer de Tennessee en Estados Unidos despu√©s de que esta la llamara de forma ilegal cientos de veces, en algunos casos m√°s de 10 veces al d√≠a, a√ļn cuando les pidi√≥ que ya no se pusieran en contacto con ella.

La cadena de mobiliario Conn’s empezó a contactar a Veronica Davis en septiembre de 2015, de acuerdo con los documentos presentados a los tribunales, aproximadamente un mes después de que Davis comprara mobiliario de su tienda de Memphis que iba a pagar en cuotas mensuales.

Seg√ļn su contrato, ten√≠a que realizar los pagos para el mobiliario antes del quinto d√≠a de cada mes, aunque el contrato y un representante de Conn‚Äôs le informaron que hab√≠a un plazo adicional de 10 d√≠a durante el cual los pagos no se considerar√≠an retrasados.

Advertisement

A pesar de esto, la empresa repetidamente le llamó a Davis durante el plazo adicional de 10 días mediante un sistema de software automatizado. De acuerdo con la demanda presentada en los tribunales, Davis retiró su consentimiento para recibir estas llamadas en marzo de 2017. No obstante, Frank Kerney, su abogado, le dijo a Gizmodo por teléfono que la empresa le llamó a Davis 306 veces después de que ella les dijera que no le llamaran, a veces contactándola hasta una docena de veces por día.

Advertisement

Kerney, que represent√≥ a Davis junto con el abogado Joshua Kersey, dijo que el hecho que la empresa le hab√≠a llamado utilizando un software automatizado a√ļn despu√©s de que ella haya revocado su consentimiento era una violaci√≥n de la TCPA, una ley estadounidense que restringe el uso de llamadas con software automatizado y el telemarketing. Por lo tanto, seg√ļn los abogados de Kerney, las acciones de Conn‚Äôs eran ilegales.

El mediador Michael Russell le ha dado a Conn‚Äôs 30 d√≠as, desde el 25 de marzo, para pagarle los $459.000 a Davis, lo cual es lo equivalente a $1.500 por llamada despu√©s de Davis que revoc√≥ su consentimiento. Conn‚Äôs ha presentado una moci√≥n para anular la decisi√≥n en los tribunales del Distrito Sur de Texas, pero Kerney afirma que tiene ‚Äúmucha confianza‚ÄĚ de que la moci√≥n fallar√°.

Advertisement

La empresa no respondió a peticiones de comentario.

Advertisement

Lo importante de este caso, comenta Kerney, es que la empresa no hubiera violado la TCPA si hubiera usado un representante humano para contactar a Davis. Es bueno saber lo que ha pasado con este caso si tambi√©n recibes muchas llamadas automatizadas (aunque las leyes var√≠an seg√ļn el pa√≠s).

‚ÄúSi hubiera cogido un tel√©fono de mesa y le hubieran llamado a su n√ļmero, no hubiera sido una violaci√≥n de la ley‚ÄĚ, dijo Kerney. ‚ÄúPero si una persona dice, ‚Äėdeja de llamarme‚Äô, deber√≠as dejar de llamarle‚ÄĚ.