Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El desafío de la silla no es nuevo, pero últimamente se ha hecho viral y los jóvenes no paran de alucinar con el experimento. ¿Cómo demonios puede una mujer levantarse de un ángulo de 90 grados junto a una silla pegada al cuerpo y los hombres no? Este es el truco del último viral en la red.

Advertisement

Vayamos primero con el desafío. Lo primero que debes hacer es pararte contra la pared y retroceder dos o tres pasos. Luego coloca una silla frente a ti, contra la pared. Ahora inclínate sobre la silla creando un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Coloca tu cabeza contra la pared, levanta la silla hasta el pecho (manteniendo la cabeza contra la pared), y finalmente llega el desafío: trata de levantarte derecho con la silla contigo. Veámoslo en vídeo:

Si eres hombre y no has podido levantarte sin perder la dignidad, te estarás preguntando qué clase de brujería es esta. Principalmente porque aparentemente las mujeres no tienen problema para lograr el desafío.

Lo cierto es que el mismo no es ni mucho menos nuevo, en realidad se remonta a décadas, e incluso como vemos a continuación, la serie de televisión de 1971, All in the Family, ya lo mostraba en un episodio:

Ahora bien, ¿por qué a los hombres les cuesta tanto levantar la silla y a las mujeres no? Con el tiempo han circulado varias teorías, desde el centro de gravedad hasta la longitud de los brazos y las piernas de los hombres en comparación con las de las mujeres.

Advertisement

Posiblemente la más repetida es aquella que dice que las mujeres tienen un centro de gravedad más bajo, sobre las caderas, mientras que los hombres lo tienen más alto y, por lo tanto, a las primeras les resulta más fácil completar el desafío. Sin embargo, como explicaba el científico profesor Brian Ford de la Universidad de Cambridge:

Es cierto que las mujeres tienen un centro de gravedad más bajo que los hombres, de varios centímetros. Pero eso no tiene relación con este pequeño truco. Los hombres tienen pies más largos que las mujeres. Dos o tres pasos atrás para un hombre serían más de 60 cm, para una mujer alrededor de 50 cm.

Por tanto, para empezar el hombre se ve obligado a alejarse del muro. Los pies más grandes del hombre significan que está más alejado de la pared que la mujer y, por tanto, se inclina hacia adelante. Las piernas de la mujer están más cerca de la pared y, por tanto, se están inclinando hacia atrás.

Advertisement

Así que según el profesor Ford, esto es lo que les da a las mujeres la ventaja a medida que los hombres luchan por levantarse de esta curiosa posición. [YouTube, Hitc]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter