El último estudio practicado a Stonehenge sugiere que lo que conocemos de este monumento neolítico es solo la punta del iceberg. Enterradas bajo el círculo de piedras que cada año visitan miles de turistas se han encontrado decenas de nuevas estructuras. Una de ellas es un círculo de piedras tan grande que ya se ha bautizado como "Superhenge".

A veces basta un detalle aparentemente sin importancia como dejar sin regar la hierba para descubrir un nuevo misterio en el monumento neolítico. En esta ocasión el descubrimiento no ha sido casual. Han sido necesarios cuatro años de minucioso examen subterráneo dentro de lo que se conoce como Stonehenge Hidden Landscape Project. El terreno alrededor del monumento actual se ha examinado concienzudamente mediante radares subterráneos y magnetómetros guiados por GPS.

¿Los resultados? Stonehenge es solo una pequeña parte de un conjunto enorme con más de 17 monumentos rituales de la misma época. Los investigadores de la Universidad de Birmingham autores del estudio destacan una superestructura de 1,5 kilómetros de circunferencia que envuelve el monumento actual y que estaba formada por 60 troncos o piedras de tres metros de altura.

Bajo el subsuelo de Stonehenge también hay 12 monumentos funerarios. El más llamativo de ellos es un masivo edificio construido con troncos cuyo uso aún es una incógnita, pero que pudo haber servido para albergar actividades previas al enterramiento.

Reconstrucción virtual del edificio de troncos

El estudio también ha revelado centenares de restos arqueológicos más modernos que van desde la era de bronce hasta campamentos de la época romana. Todo indica que el subsuelo bajo Stonehenge tiene aún mucha historia que contar. [Stonehenge Hidden Landscape Project vía Nature]

Magnetogramas de los monumentos

Fotos: Universidad de Birmingham

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)