Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El cohete con el que Elon Musk quiere llevarnos a Marte ha dado su primer salto

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: LabPadre/YouTube

Elon Musk está obsesionado con convertir a los humanos en una especie multiplanetaria, pero para eso necesita miles de naves espaciales, así que una parte de SpaceX se encuentra en Boca Chica, Texas, levantando una fábrica de cohetes de acero inoxidable (rudimentarios, pero muy baratos) mientras el resto de la empresa envía astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional y llena el cielo de satélites para ofrecer cobertura de internet en los lugares más recónditos.

Advertisement

La buena noticia para Musk y su ambicioso plan es que, después de uno, dos, tres, cuatro prototipos de Starship consecutivos que acabaron implosionando o explotando violentamente sin alcanzar a volar, el quinto prototipo, bautizado como Starship SN5, ha encendido su motor Raptor, se ha elevado 150 metros, ha desplegado sus patitas y ha aterrizado de una pieza en la plataforma de vuelos, completando con éxito su primer “salto”:

Advertisement

Es el primer vuelo de baja altura que realiza un prototipo de Starship de tamaño completo (aunque en realidad le faltan las alas y el cono, que ha sido sustituido por una carga de prueba en lo alto del tanque), pero no el primer vuelo que ha tenido lugar en Boca Chica. Hace un año despegaba por primera y última vez el Starhopper, un modelo de pruebas del tamaño de un tanque de agua.

Ambos vuelos han demostrado la viabilidad del Raptor, el primer motor de cohete con un ciclo de combustión por etapas de flujo completo. Los Raptor de la Starship queman metano y oxígeno líquido, mientras que los Merlin del Falcon 9 usan queroseno RP-1 y y oxígeno líquido. Si bien este prototipo tiene un único motor, los siguientes montarán tres Raptor para hacer saltos de varios kilómetros e incluso un primer vuelo suborbital. La versión final de la Starship tendrá seis motores (tres de empuje a nivel del mar y tres de empuje en el vacío), más otros 37 en la primera etapa, conocida como Super Heavy.

Advertisement

Puedes leer más sobre la Starship en este artículo. En resumen, es un híbrido entre un cohete y una nave espacial hecho a partir de rollos de acero inoxidable soldados. Los diferentes prototipos han ido perfeccionándose no solo por las técnicas de fabricación que emplea el equipo de SpaceX en las instalaciones al aire libre de Boca Chica, sino por las aleaciones de acero que utilizan.

Advertisement

Musk dice que para colonizar Marte hará falta construir una Starship cada 72 horas, de modo que la fábrica de cohetes y su producción a escala son un desafío aún mayor que la propia Starship. Todavía queda mucho camino por recorrer.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter