Si estabas pensando en disfrazar a tu gallina para Halloween, debes saber que eres un peligro para la salud p√ļblica. En Estados Unidos, una cepa de salmonela resistente a los antibi√≥ticos ha infectado a 92 personas en 29 estados diferentes. Ahora, los Centros para el Control y la Prevenci√≥n de Enfermedades han pedido a los ciudadanos que no disfracen a sus gallinas para evitar nuevos contagios.

No es la primera vez que los CDC advierten del peligro de abrazar, besar o jugar con las aves de corral, pero s√≠ la primera vez que cancelan las fiestas para los pollos y las gallinas estadounidenses. La raz√≥n es muy clara: jugar con ellas implica exponerse ‚ÄĒe invitar a que otros se expongan‚ÄĒ a una peligrosa cepa de salmonela que ya es lo bastante preocupante. Solo en territorio estadounidense, las aves de corral han causado 70 brotes de salmonela. Desde el a√Īo 2000, esos brotes han provocado 4794 infecciones, 894 hospitalizaciones y 7 muertes.

Advertisement

Las gallinas y dem√°s aves de corral pueden ser portadoras de la salmonela a trav√©s de sus plumas, patas y picos, aunque parezcan sanas y limpias. La bacteria contamina el interior de sus huevos antes de que se forme la c√°scara, y los huevos pueden contaminarse a trav√©s de los excrementos del gallinero. Adem√°s de mujeres embarazadas, ancianos y personas con un sistema inmunitario debilitado, los ni√Īos tienen una mayor probabilidad de contraer enfermedades, por lo que poner disfraces a estos animales es una mala idea.

Para evitar el contagio, los CDC recomiendan lavarse las manos con agua y jabón inmediatamente después de tocar aves de corral vivas. Otras medidas para reducir las probabilidades de contagio son no besar ni abrazar a estas aves, no comer ni beber en áreas donde las aves vivan o merodeen, y no usar los mismos zapatos en el gallinero y dentro de la casa. Los síntomas más comunes de infección por salmonela son diarrea, vómitos, fiebre y cólicos abdominales.