Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El momento en que un paracaidista noquea a otro en mitad de un salto y un tercero vuela a su rescate

De entre los cientos de vídeos que vemos los últimos días para entretenernos en la red, el pasado viernes surgió uno muy distinto desde una cuenta de Facebook. El paracaidista Ben Pigeon sube una pieza donde se encontraba realizando maniobras en el aire con otros tres amigos. Sin embargo, no sale como esperaban.

Advertisement

Porque en un momento dado en mitad del salto, uno de sus compañeros lo golpea y lo deja inconsciente. Su amigo, que como vemos en los comentarios de Facebook se llama Andy Locke, ve en la distancia que Ben no se mueve, así que traza la trayectoria en caída de éste para salir a su búsqueda. Como explica Ben en su página de Facebook:

Estoy publicando esto porque estoy aburrido, pero también para promover la regla de los dos metros de distancia de estos días. Si hubiéramos usado la regla de los dos metros durante este salto, un fémur no habría contactado con mi cabeza a más de 300 km/h.

Andy acaba contactando con Ben abriéndole el paracaídas. Así que tenemos dos milagros en una misma secuencia. En primer lugar, que el amigo haya podido alcanzarle, pero en segundo y quizás más asombroso, que Pigeon pudiera dar con un lugar de aterrizaje en las condiciones que estaba. Como él mismo explica:

Para los que no practican paracaidismo, encontrar la zona de caída puede ser difícil. Especialmente en este enclave porque todo es tierra de cultivo, y todo se ve igual. Tienes que identificar las carreteras para saber dónde estás. Estaba tan conmocionado que perdí tres días de memoria. Cómo encontré la zona de caída sigue siendo un misterio para mi. Podría haber caído en líneas eléctricas o en la carretera.... Cuando me preguntaron por primera vez si estaba bien, dije “qué quieres decir con que acabo de salir de mi carpa” y luego señalé mi paracaídas. No estoy diciendo que Jesús lo accionó, pero alguien me cuidó ese día.

Por cierto, en el vídeo de arriba (el salto ocurrió en 2014) podemos ver la espectacular secuencia desde otro ángulo. [Digg]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter