El nuevo jefe de la NASA James Bridenstine. Imagen: NASA

El congresista James Bridenstine durante años ha negado la existencia del cambio climático y cuestionado el papel que los humanos tenemos en su agravamiento. Bridenstine es el nuevo jefe de la NASA y un foro con empleados de la agencia esta semana contradijo sus antiguos comentos, declarando que el cambio climático existe y que los humanos contribuyen a ello de forma significativa.

La declaración de Bridenstine es significativa ya que sus dudas sobre el cambio climático y el rol que tienen los humanos en este fenómeno eran precisamente lo que creo polémica sobre asignarlo jefe de la NASA. Bridenstine fue nominado por el Presidente Donald Trump, que es un escéptico del cambio climático, y tuvo que esperar 15 meses para recibir la aprobación del Congreso estadounidense.

“No niego el consenso que el clima está cambiando. De hecho, creo en ello completamente y sé que el clima está cambiando”, afirmó Bridenstine en el foro. “También sé que nosotros, los seres humanos, estamos contribuyendo a esto de forma significativa. El dióxido de carbono es un gas invernadero. Estamos depositándolo en la atmósfera en volúmenes que jamás hemos visto, y ese gas está calentando el planeta”.

Bridenstine añadió que NASA era la única agencia en el planeta que tenía la credibilidad para realizar el trabajo científico necesario para entender al cambio climático mejor.

Advertisement

Uno de los comentarios más polémicos de Bridenstine sobre el cambio climático vino en 2013. En aquel año, el congresista Bridenstine afirmó que “las temperaturas globales dejaron de subir hace 10 años. Los cambios en temperatura global, cuando existen, están relacionados con el sol y los ciclos del océano”.

El comentario de Bridenstine de 2013 es todo lo contrario a lo que dice la NASA en su sitio web explicando el cambio climático. La primera frase en la página sobre el fenómeno es la siguiente: “La mayoría de los científicos que estudian el clima están de acuerdo en que la causa principal de las actuales tendencias de calentamiento global es la expansión humana del ‘efecto invernadero’”.

Advertisement

En otra ocasión el mismo año, el congresista Bridenstine le exigió una disculpa al antiguo Presidente Barack Obama por la asignación de fondos de investigación al cambio climático. Bridenstine declaró en aquel momento que el dinero podría emplearse mejor en temas como las previsiones de tiempo extremo y sistemas de aviso.

Bridenstine se ha estado alejando de sus comentarios durante los últimos meses, pero nunca había hecho unas declaraciones semejante a las que hizo en el foro.

Como jefe de la NASA, Bridenstine tendrá que convencer al congreso estadounidense para financiar los proyectos que el Presidente Donald Trump tiene previstos para la NASA, conseguir socios del sector privado e internacional para mandar a los humanos a la Luna otra vez y crear un plan para que otros paguen por la Estación Espacial Internacional, entre otras prioridades.

Advertisement

La administración Trump no es conocida por su apoyo a la ciencia, especialmente el cambio climático. La Casa Blanca eliminó cinco misiones relacionadas con las ciencias de Tierra y clima del presupuesto de la NASA de 2018. No obstante, el Congreso cambió la decisión y metió cuatro de las misiones en el presupuesto.

Bridenstine le prometió a los empleados de la NASA que la agencia seguiría la recomendación de la Academia Nacional de las Ciencias, que declara que estudiar el cambio climático es una prioridad importante.

Advertisement

“Tenemos que asegurarnos que la NASA continua su trabajo científico, y tenemos que asegurarnos de que esa ciencia no tiene ningún tipo de retórica política o partidista”, dijo Bridenstine. “Tenemos el asesoramiento de la Academia Nacional de las Ciencias y nos dice qué es importante para la humanidad, y vamos a [escuchar] y seguir [la recomendación]”.

[Space]