GIF: Sony Pictures

En la d√©cada de los 90, los f√≠sicos Gerard ‚Äėt Hooft, y Leonard Susskind postularon una hip√≥tesis que sacudi√≥ por igual a la ciencia y a la opini√≥n p√ļblica. Se la conoce como Principio Hologr√°fico, y defiende la idea de que el universo puede ser interpretado como un holograma. ¬ŅQu√© significa eso?

El problema del principio hologr√°fico es que usa un t√©rmino que remite a una idea completamente equivocada: la de que nuestro universo es realmente un holograma. De ah√≠ a pensar que lo que experimentamos no es real y a acabar en Matrix hay muy poco, pero no es cierto. El universo no es ning√ļn holograma, pero quiz√° podr√≠a explicarse como uno.

Advertisement

Nada que ver con hologramas que tratan de distraernos de la realidad. El Principio Holográfico usa la idea del holograma para intentar ilustrar su hipótesis más genuinamente revolucionaria: que la estructura física tridimensional del universo puede explicarse mediante la información codificada en su frontera, y esa frontera es, por tanto, finita.

Es, por poner otro ejemplo gráfico, como si todo el contenido de una habitación pudiese medirse y comprenderse mediante las coordenadas que tiene cada partícula sobre el suelo de esa habitación. Parece simplificar mucho, pero si realmente da en el clavo, serviría para conciliar la física tradicional y la teoría general de la relatividad con la física cuántica. Este vídeo de Life Noggin lo explica de manera sencilla:

El principio holográfico explica la fuerza de gravedad codificándola en dos dimensiones, lo que nos permitiría llegar a un modelo universal de la física y estudiar fenómenos que actualmente no entendemos desde una perspectiva completamente nueva.

Advertisement

¬ŅEst√°n Hooft y Susskind en lo cierto? Es muy pronto para saberlo, pero un estudio realizado por otro equipo de astrof√≠sicos en enero de 2017 ha encontrado indicios que sostienen la hip√≥tesis del Principio Hologr√°fico. Lo que han analizado son los datos de una porci√≥n de la radiaci√≥n de fondo de Microondas y la han contrastado con un modelo hologr√°fico que trata de predecir los cambios en esa radiaci√≥n desde el momento del Big Bang.

Los datos de la predicción coinciden con las observaciones, pero de ahí a que el estudio corrobore la hipótesis del Principio Holográfico hay un largo trecho. Nos queda mucho por estudiar. De lo que podemos estar seguros es de que no vivimos dentro de un holograma, aunque la realidad pueda explicarse como uno. [Life Noggin vía Science Alert]