Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: AP Images

El sudoeste de Estados Unidos está pasando un invierno más frío de lo normal. En Florida el termómetro ronda ya los 4 grados. No es un frío espantoso, pero sí uno muy inusual comparado para Florida. Es una temperatura lo bastante baja como para que se produzca un fenómeno muy particular: caída de iguanas.

Advertisement

El Servicio Meteorológico Nacional ha publicado una alerta en Twitter informando a los ciudadanos de Florida de que tengan cuidado cuando pasen por debajo de los árboles. Las iguanas suelen pasar el invierno encaramadas a los árboles, pero toleran muy mal el frío. Por debajo de los 4 o 5 grados estos reptiles entran en un estado de sopor que las hace relajar los músculos de todo el cuerpo y caer a plomo de la palmera a la que estaban cómodamente subidas.

La cosa es más seria de lo que parece. Una iguana adulta alcanza fácilmente el metro y medio de largo y los nueve kilos de peso. Su caída puede dañar tejados, vehículos estacionados y hasta poner en peligro la vida de alguien lo bastante desafortunado como para que le caiga encima.

Advertisement

Ron Magill, director de comunicación del zoo de Miami explica a CNN que la tolerancia al frío de estos animales depende en gran medida de su tamaño. Cuanto más grande es la iguana, más frío resiste, pero el letargo es común a casi todas ellas. Si las temperaturas se mantienen por debajo de los 4 grados más de ocho horas, los ejemplares más pequeños directamente mueren.

La perdición de miles de iguanas debido al frío suena a desastre, pero lo cierto es que sería una noticia positiva para la fauna de Florida. La iguana es una especie invasiva que causa no pocos problemas en el ecosistema local. La abundancia de la especie ha llevado a las autoridades a emitir hasta recomendaciones de que se las dispare si es posible. [CNN]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter