Imagen: Miembros de seguridad buscando monedas en el vuelo de Lucky Air (File picture)

Ocurrió hace unos días en un vuelo de Lucky Air que se dirigía a Kunming en China. Pasados varios minutos de la hora de despegue y ya con todos los pasajeros a bordo, varios miembros de seguridad suben al interior y preguntan en voz alta: “¿Quién ha tirado monedas al motor del avión?”.

Tras un silencio incómodo donde todos los pasajeros se miraban extrañados, la seguridad del aeropuerto comienza a interrogar a todos los pasajeros hasta que un hombre de 28 años se “derrumba” y admite ser el protagonista de esta triste historia.

Aunque lo peor, con diferencia, fue la respuesta. El señor admitió haber tratado de arrojar varias monedas al interior de uno de los motores como señal de “buena suerte”, esperando así que el vuelo tuviera un viaje seguro.

El (finalmente) afortunado avión y sus pasajeros tuvieron que regresar al aeropuerto tras la cancelación del vuelo mientras los oficiales de mantenimiento retiraron la aeronave del servicio, un Airbus A320neo, para buscar otros posibles objetos que pudieran haber sido arrojados a los motores.

Y es que, aunque parezca una historia insólita, no es la primera vez que ocurre. Sin ir más lejos, el año pasado se dio una circunstancia similar cuando una mujer de 80 años arrojó monedas al motor del avión de la compañía China Southern Airlines que viajaba a Shanghai. Tal y como explicó la policía entonces:

La pasajera, de apellido Qiu, que no tiene antecedentes penales o problemas de salud mental, afirmó que lanzó monedas como oración por un vuelo seguro.

Advertisement

Así que, al mal tiempo, o problemas técnicos de las propias aeronaves como motivo de retraso y/o potenciales peligros, debemos sumarle la posibilidad de que alguien lance monedas u otros objetos a los motores con el fin de que el vuelo sea tranquilo y seguro. [Airlive]