Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Encuentran una langosta de color del “algodón de azúcar”, una de las más raras del mundo, en Maine

Las langostas en general son de color naranja o marrón. No obstante, de vez en cuando, se encuentran en color de “algodón de azúcar”.
Foto: Pixabay (Pexels)

Aunque las langostas vivas típicamente son de color naranja o marrón, de vez en cuando se encuentra una con una multitud de colores, que se parece un poco al algodón de azúcar. Se supone que las probabilidades de encontrar una langostas de color este color pastel son de una en 100 millones. No obstante, en Maine parece que hay muy buena suerte.

Advertisement

Un pescador de Maine capturó la “langosta de color del algodón de azúcar”, una de las más raras del mundo, en Cabo Rosier en la bahía de Penobscot, de acuerdo con su esposa, Kim Hartley. Es la segunda vez que el pescador se encuentra una “langosta de algodón de azúcar”. La primera vez, en 2015, decidió donar la langosta a un acuario en Connecticut.

La familia Hartley todavía no tiene claro que quiere hacer con esta langosta. Hasta que lo decidan, la están guardando en una caja sobre tierra. Los Hartleys no han publicado una foto de la langosta que encontraron. No obstante, pueden ver una foto de una langosta de este tipo a continuación.

La langosta tiene nombre, “Lucky”, y fue encontrada por el pescador Robinson Russell en Canadá en 2017.

Advertisement

La comunidad científica todavía no sabe el porqué estas langostas tienen caparazones de un color tan curioso. El color de los caparazones de las langostas depende de la astaxantina, un pigmento que cambia de color dependiendo de cómo está retorcido.

Según Michael Tlusty, un profesor de sostenibilidad y soluciones alimenticias en la Universidad de Massachusetts Boston, es probable que las langostas de este tipo tengan poco pigmento. Sin embargo, aunque la razón por la cual son este color es un misterio, también podría ser una mutación genética o el resultado de tener una dieta de baja pigmentación. Por ejemplo, es posible que las langostas de este color hayan comido el cebo que los pescadores tiran al mar en vez de su dieta normal, que incluye cangrejos y camarones.

Advertisement

En el caso de ser una mutación, no sería algo fuera de lo común. Las mutaciones genéticas en las langostas pueden resultar en caparazones de todo tipo de colores, desde langostas de color azulo amarillo hasta langostas de dos tonos.

Advertisement

Una forma de saber si la coloración de una langosta de debe a una mutación genética o a su dieta es verla crecer. Si el color del caparazón está relacionado con la dieta, un simple cambio de dieta le proporcionará un color normal. Pero si está relacionado con una mutación, un cambio de dieta no producirá una diferencia.

[Mental Floss y National Geographic]

Share This Story

Get our newsletter