Los ojos de estos dos jóvenes de aspecto tan serio vieron mamuts vivos. No es una afirmación muy descabellada teniendo en cuenta que ambos vestían pieles adornadas con huesos de mamut cuando murieron, hace nada menos que 30.000 años en lo que hoy es Siberia.

Sungir 2 y Sungir 3 (llevan el nombre de su tribu) son dos Homo sapiens de 12 y 13 años, probablemente hermanos). Ambos fueron encontrados en el yacimiento arqueológico de un antiguo campamento de caza en la década de los 60. El impresionante estado de conservación de la tumba, con restos de vestimenta y joyería han permitido conocer no pocos detalles sobre la vida de los Sungir, uno de los primeros pueblos europeos de homínidos modernos.

El estado de los huesos también ha servido a los antropólogos y técnicos de Visual Science para reconstruir dos modelos 3D con el aspecto que tenían esas dos personas.

Los cráneos se han escaneado mediante láser y después se ha reconstruido el tejido facial, la piel y las facciones siguiendo los datos étnicos y forenses de los cuerpos. El resultado es notable y recuerda a una reconstrucción similar que tuvo lugar en marzo de este mismo año con el cuerpo de un hombre que vivió en plena edad media.

Advertisement

En este vídeo de Visual Science se resume el proceso que ha concluido con la reconstrucción presentada en el festival científico Nauka 0+. [vía Motherboard]