Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este es el motivo por el que aterrizar una nave espacial en Marte es tan increíblemente difícil

Imagen: NASA / JPL.
Imagen: NASA / JPL.

La próxima gran ambición de la NASA es llevar los primeros seres humanos a Marte, pero existen muchos obstáculos para esta misión. Y es que viajar al planeta rojo es muy difícil, incluso para los rovers, debido a que es un planeta donde aterrizar (o amartizar) es un proceso increíblemente complicado.

Advertisement

Aunque el ser humano ha puesto cuatro robots en Marte hasta ahora, llevarlos hasta allí no ha sido nada sencillo. De hecho, ingenieros de la NASA y el JPL consideran que lo más complicado de toda una misión para poner algo como un rover en la superficie marciana es el descenso y el amartizaje, un proceso que describen como “los siete minutos del terror”, dado que este es el tiempo que le toma a una nave llegar a la superficie desde que entra en la atmósfera.

Advertisement

Cuando una nave espacial llega a nuestro planeta aprovecha el aire y la atmósfera para disminuir su velocidad de entrada, y al final despliega paracaídas. No obstante, como explican desde MinutePhysics, en Marte el descenso es tan brusco que además de aprovechar la atmósfera para disminuir la velocidad y utilizar paracaídas, las naves deben usar propulsores especialmente diseñados para el amartizaje. De lo contrario, la nave no disminuiría la suficiente velocidad y se estrellaría sobre la superficie.

Imagen: NASA / JPL.
Imagen: NASA / JPL.
Advertisement

Esto se debe a que la atmósfera de Marte es muy ligera y su gravedad es muy débil. Dicho de otro modo, el aire en Marte es lo suficientemente denso como para disminuir la velocidad de las naves al descender (y para que necesiten usar escudos de calor para no desintegrarse) pero demasiado ligero como para que la nave frene lo suficiente, por lo que requiere del uso de propulsores junto a sus paracaídas para amartizar con éxito.

El más mínimo error de cálculo o fallo de sistema durante estos siete minutos del terror y la nave o módulo se estrellará, como le sucedió a la Schiaparelli.

Advertisement

Aunque la NASA ya confesó que no tiene dinero suficiente para llevar humanos a Marte pronto, esperemos que cuando lo hagan su proceso de aterrizaje esté perfeccionado para llevar personas al planeta rojo y no se conviertan en otra mancha sobre la superficie. [MinutePhysics vía Popular Mechanics]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter