¿Estás bien, España? Este es, sin duda, uno de los candidatos al peor proyecto de restauración de arte en la historia. Se trata de una efigie de madera de 500 años de antigüedad de San Jorge de Estella que ha sido “restaurada” por un “maestro de artesanía”en la ciudad española de Estella-Lizarra, según The Guardian. El resultado final no es agradable a la vista, y ha dejado a muchas personas muy molestas, incluyéndome.

Advertisement

La efigie de madera de 500 años de San Jorge de Estella se encuentra en la Capilla de San Jorge, parte de la Iglesia de San Miguel. San Jorge lleva una armadura y está montado en un caballo, pisoteando un dragón, y la estatua solo se puede ver durante las horas de adoración. La restauración en sí, encargada por uno de los sacerdotes de la parroquia, fue realizada por Karmacolor, una escuela en el cercano pueblo de Navarra. Desde entonces, la escuela ha eliminado su página de Facebook, que contenía imágenes y vídeos del proceso de restauración en curso, según ArtUs.

La nueva apariencia de San Jorge de Estella elimina por completo las características sutiles del diseño original (como sus mejillas y labios rosados, o el sombreado y el desgaste de la armadura). Su rostro restaurado sin duda que tiene color, pero hace que San Jorge parezca más un personaje de dibujos animados de los años 40 y no un caballero en conflicto con una gigantesca criatura mítica.

Advertisement

También cambiaron el color de algunas partes de la escultura, como el arreo rojo que originalmente tenía orla de plata y pan de oro, según la experta en restauración de arte Carmen Usúa, quien habló con el periódico español ABC. Usúa explica que, después de esto, podría ser imposible restaurar la obra, debido a que la madera se lijó de forma incorrecta y se hizo un mal trabajo en el yeso.

Tomando en cuenta esta y otras catástrofes anteriores, España no tiene un buen historial en cuanto a la restauración de arte. ¿Recuerdas el cuadro Ecce Homo del siglo XVIII de Elías García Martínez en Borja, España? Probablemente estés más familiarizado con el nombre de Ecce Mono, como fue bautizado por muchos después del fiasco de su restauración. También debemos recordar ese desastre en el 2016 con una estatua de San Miguel Arcángel del siglo XVII. Ay.

Advertisement

Al igual que el Ecce Homo, el reportaje dice que la escultura de San Jorge de Estella fue restaurado sin haber llevado a cabo conversaciones con instituciones culturales o expertos en restauración. La Asociación de Conservadores y Restauradores de España (ACRE) ha denunciado el proyecto de restauración y dice que lo presentará ante la Fiscalía de Navarra para determinar el alcance de los daños y que se imponga una multa, por la destrucción de la bienes con valor cultural e histórico.

Es difícil estar demasiado enojado con alguien que se esforzó de buena fe en restaurar un objeto cultural invaluable. Podría ser peor, solo imagina si lo hubiesen roto.