Esto es lo que pasa cuando dos conductores luchan por el mismo aparcamiento y ninguno está dispuesto a ceder

Captura de pantalla: Mrhflrs (Twitter)

Dicen que la gente tiene una capacidad de atención corta en la actualidad, pero si hay algo que los humanos pueden hacer por largos períodos de tiempo sin inmutarse o rendirse, es ser mezquino. Tomemos, por ejemplo, esta reciente batalla por un aparcamiento en Los Ángeles que duró más de una hora y media.

Toda la situación fue documentada en un hilo de Twitter por la usuaria Mariah Flores el 1 de abril, y aunque pudiera parecer una broma, en realidad fue una batalla de voluntades que podría haber continuado hasta el infinito, aunque no debería haber durado más de dos minutos.

Advertisement

Todo sucedió en el vecindario de Koreatown en Los Ángeles, cuando dos conductores iban al mismo lugar de estacionamiento en la calle alrededor de las 6:20 p.m. y terminó en la pelea con menos de acción que el mundo haya visto. Una vez que los dos autos se metieron en la batalla por el aparcamiento, se sentaron allí, se sentaron por mucho tiempo, muchísimo, según CBS Los Ángeles duró una hora y 40 minutos.

Se puede hacer clic en el hilo completo de Twitter (videos, marcas de tiempo, comentarios, encuestas para elegir qué conductor ganaría y todo) a continuación.

Otro conductor finalmente liberó un lugar justo al lado del espacio abierto al que iban los dos autos, pero ahí no terminó la pelea, según el hilo de Twitter y la historia de CBS. Los conductores luego se sentaron en sus respectivos autos, probablemente no queriendo ser los primeros en salir después de su épica batalla sin sentido de casi dos horas que aparentemente fue lo suficientemente importante como para bloquear el tráfico.

Advertisement

CBS informa que el área donde se encontraban los autos es conocida por su estacionamiento restringido en la calle, pero aquí está el verdadero truco: no se trataba solo de obtener un espacio codiciado, ya que Flores y el conductor que liberó un espacio, Andrew McCray, le dijo a CBS que había otros lugares de estacionamiento libres en la calle.

Ese, señores, es el nivel de mezquindad que ninguno de nosotros deberíamos esperar alcanzar en la vida.

Share This Story