Estas rocas encontradas en Quebec contienen f√≥siles microbianos que datan de hace 3.770 millones de a√Īos (Imagen: Dominic Papineau)

Un equipo de investigadores asegura haber descubierto f√≥siles que datan de hace m√°s de 3.770 millones de a√Īos, lo que significa que ser√≠an los f√≥siles m√°s antiguos que hemos encontrado en el planeta. El hallazgo tendr√≠a implicaciones significativas acerca de c√≥mo la vida comenz√≥ en la Tierra, y c√≥mo podr√≠a surgir en otros planetas.

Advertisement

El nuevo estudio, publicado en Nature, anuncia que los f√≥siles fueron encontrados en una playa al noroeste de la provincia de Quebec, en Canad√°. Los f√≥siles datan de hace 3.770 millones de a√Īos, menos de 1.000 millones de a√Īos despu√©s de la formaci√≥n del Sol y nuestro planeta. Este descubrimiento sugiere que la Tierra cont√≥ con condiciones habitables mucho antes de lo que imagin√°bamos, destacando adem√°s la facilidad con la que podr√≠a crearse la vida en este y otros planetas.

Cu√°ndo y d√≥nde surgi√≥ la vida en la Tierra todav√≠a es un misterio. Este hallazgo sugiere que algunas de las regiones habitables del planeta se formaron alrededor de las fosas hidrotermales en el fondo de los oc√©anos, por lo que es posible que haya sido all√≠ que la vida surgi√≥ por primera vez. Lo que es a√ļn m√°s emocionante es que hemos encontrado condiciones bastante similares en otros planetas y lunas, como por ejemplo en los oc√©anos antiguos de Marte o los oc√©anos subterr√°neos de Europa y Enc√©lado.

Advertisement

Antes de este descubrimiento los f√≥siles m√°s antiguos fueron encontrados en Australia y databan de hace 3.460 millones de a√Īos. No obstante, los nuevos microf√≥siles (que son 300 millones de a√Īos m√°s antiguos), representan lo que podr√≠a ser una de las primeras formas de vida que apareci√≥ en nuestro planeta.

Un equipo internacional, liderado por cient√≠ficos de la Universidad de College London (UCL), encontr√≥ los restos en el cintur√≥n de Nuvvuagittuq, en Quebec. Esta regi√≥n remota contiene algunas de las rocas sedimentarias m√°s antiguas conocidas en la Tierra, las cuales datan de entre 3.700 y 4.200 millones de a√Īos.

Las huellas de los microbios fosilizados fueron encontradas encerradas en capas de cuarzo en este sitio que alguna vez fue una fuente hidrotermal (una apertura en el suelo marino de la que fluía agua caliente rica en minerales). Dominic Papineau y Matthew Dodd, científicos de la UCL, examinaron las rocas e identificaron filamentos diminutos que se conservaron en los sedimentos, probablemente formados por un tipo de bacteria primitiva.

Advertisement

Papineau y Dodd fueron capaces de descartar cualquier explicación de origen no biológico para los fósiles, como por ejemplo la formación de minerales ocasionada por los cambios en temperatura y presión sobre la roca.

Tubos de los microf√≥siles m√°s antiguos de la Tierra, seg√ļn el nuevo estudio. (Imagen: Matthew Dodd).

Los filamentos de bacterias lucen bastante similar a las estructuras vistas en otros ambientes hidrotermales en el fondo del mar. Estos restos fueron descubiertos junto a otros minerales, tales como apatita y el carbonato, los cuales suelen estar relacionados a los fósiles.

Advertisement

‚ÄúEncontramos los filamentos y tubos dentro de estructuras con un tama√Īo de un cent√≠metros, las cuales son conocidas como n√≥dulos, junto a otras estructuras esferoidales conocidas como rosetas y gr√°nulos. Sospechamos que todo esto es producto de la putrefacci√≥n (el proceso de descomposici√≥n en un cuerpo u otra materia org√°nica)‚ÄĚ, explic√≥ Papineau en un comunicado oficial. ‚ÄúEl hecho de que hayamos desenterrado una de las formaciones rocosas m√°s antiguas conocidas sugiere que podr√≠amos haber encontrado evidencia directa de una de las primeras formas de vida en la Tierra‚ÄĚ.

Image: Matthew Dodd.

David Wacey, geobiólogo de la Universidad de Western Australia que no estuvo involucrado en el estudio, afirma que los investigadores de UCL han hecho un buen trabajo al presentar diferentes evidencias de su interpretación biológica, además de también presentar distintos escenarios no biológicos para explicar su hallazgo.

Advertisement

‚ÄúSi solamente tomamos en cuenta la evidencia qu√≠mica no ser√° suficiente, pero si tambi√©n consideramos la evidencia morfol√≥gica de los filamentos y los tubos podr√≠amos estar ante un escenario biol√≥gico bastante claro‚ÄĚ, dijo Wacey a Gizmodo. El cient√≠fico asegura que es muy dif√≠cil imaginar c√≥mo se podr√≠an haber formado estas microestructuras si solamente consideramos los procesos biol√≥gicos. Adem√°s, menciona que debemos hacer muchas pruebas m√°s antes de poder referirnos a estas muestras como los f√≥siles m√°s antiguos descubiertos.

‚ÄúAl igual que sucede con el hallazgo de cualquier f√≥sil primitivo, y especialmente en este caso que podr√≠a tratarse de los microf√≥siles m√°s antiguos descubiertos, lo siguiente ser√° que estas rocas pasen por un proceso de an√°lisis incre√≠blemente detallado‚ÄĚ, dijo el geobi√≥logo. ‚ÄúPodr√≠an pasar muchos a√Īos antes de que se llegue a un consenso al respecto, pero as√≠ es como funciona la ciencia. De cualquier forma, creo que estos f√≥siles suponen una contribuci√≥n importante al debate de c√≥mo empez√≥ la vida, aunque lo primero que deben hacer es determinar la edad exacta que tienen estos organismos‚ÄĚ.

Este estudio tambi√©n nos hace considerar el potencial de una cuna hidrot√©rmica para la vida. Antes de este descubrimiento la mayor evidencia que exist√≠a (de hace unos 3.400 a 3.600 millones de a√Īos) proven√≠a de dep√≥sitos de agua, tales como arenas de playas y estromatolitos. El nuevo hallazgo nos hace considerar un origen diferente para la vida.

Advertisement

‚ÄúNuestro descubrimiento apoya la hip√≥tesis de que la vida surgi√≥ de las fuentes hidrotermales del fondo del mar, poco tiempo despu√©s de que se form√≥ la Tierra‚ÄĚ, mencion√≥ Dodd en su comunicado.

Por √ļltimo, este estudio no solo supone buenas noticias para entender el origen de la vida en la Tierra, tambi√©n podr√≠a ser muy √ļtil para la astrobiolog√≠a y la constante b√ļsqueda de vida extraterrestre. [Nature]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.