Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Estos son los efectos que sufrirás si sólo tomas bebidas energéticas (o si abusas mucho de ellas)

Foto: Pixabay

Monster, Red Bull, Burn... las bebidas energéticas son una opción muy popular si necesitas estar despierto un poco más para trabajar, estudiar o simplemente jugar, pero ¿qué pasa si abusas de ellas? La respuesta se llama intoxicación por cafeína, y es solo uno de los efectos nocivos que conlleva el abuso.

Advertisement

Este vídeo de AsapSCIENCE pasa revista a lo que le ocurre a tu organismo si abusas de estas bebidas. ¿Qué es abusar? La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos recomienda no sobrepasar una dosis diaria de 400 miligramos al día, pero hay matices. El primero es que muchos médicos recomiendan no sobrepasar de los 300 diarios. Más de 500 miligramos ya entra de lleno en niveles tóxicos.

Además, se supone que esa dosis diaria se ingiere (y expulsa) a lo largo del día. Si concentramos la cafeína en una sola dosis descubriremos que bastan 200 miligramos para experimentar síntomas de intoxicación. ¿Cuánta cafeína tiene una bebida energética? Depende de la marca, pero algunas alcanzan los 242 miligramos por lata. Es una dosis mucho más alta que la de una taza de café (de 95 a 165 miligramos), una taza de té (de 25 a 38 miligramos) o un vaso con un refresco de cola (unos 34 miligramos).

En definitiva, que basta una sola lata de bebida energética para que comencemos a notar los primeros síntomas de intoxicación, que van de palpitaciones a temblores musculares, agitación nerviosa y problemas gastrointestinales.

¿Qué pasa si sustituimos el agua por bebidas energéticas? Para empezar, que los efectos de la intoxicación por cafeína se agravan y pueden conducir a problemas cardíacos y de tensión arterial. En casos agudos, la persona intoxicada puede mostrar arritmias, alucinaciones, y hasta isquemia cardíaca.

Advertisement

Eso por no mencionar que las bebidas energéticas también nos espabilan porque tienen un montón de azúcar. Si lo pasamos a calorías, ocho latas de Red Bull equivalen a 850 calorías. Un consumo sostenido de semejante dosis de azúcar nos garantiza ver cómo se dispara nuestro riesgo de padecer obesidad y diabetes. Incluso hay efectos nocivos que la ciencia no ha llegado a prever. Un paciente de 26 años que llevaba años consumiendo dos latas de bebida isotónica al día acabó cayendo en un coma de tres días que los médicos atribuyeron al déficit de sueño y el exceso de cafeína.

Advertisement

Recientemente, otro consumidor habitual de bebidas energéticas contrajo una forma de hepatitis producida por el consumo excesivo de niacina, un tipo de vitamina B presente en las bebidas energéticas. Cada lata de Monster contiene dos veces la cantidad diaria recomendada de esta sustancia, pero a menudo sus efectos pasan desapercibidos bajo los de la cafeína.

En definitiva, que no hay nada de malo en tomarse un Red Bull o un Monster de vez en cuando, pero si tomas varios seguidos o lo haces diariamente estás comprando boletos para la tómbola de los problemas de salud. Como con todo, la moderación es la norma. [vía AsapSCIENCE]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key