Dione, captada por la sonda Cassini

Hasta ahora sabíamos que había dos lunas de Saturno que albergan océanos en su interior: Titán y Encélado. A ese grupo acaba de unirse una de las lunas más alejadas del gigante gaseoso: Dione. A este paso va a ser raro el cuerpo celeste del Sistema Solar que no oculte un océano.

Los indicios de que Dione pod√≠a tener tambi√©n un oc√©ano se remontan a 2013, a√Īo en el que la sonda Cassini tom√≥ las primera im√°genes cercanas del sat√©lite. A partir de esas fotos, los astr√≥nomos dedujeron que la luna tuvo que albergar un oc√©ano durante su formaci√≥n porque hab√≠a abundantes indicios de actividad geol√≥gica que solo se explicaban con la existencia de un oc√©ano subterr√°neo. La cuesti√≥n que qued√≥ sin respuesta era si esa masa de agua a√ļn est√° all√≠.

Dione con Saturno al fondo.

Advertisement

Un nuevo estudio aceptado en Geophysical Research Letters as√≠ parece indicarlo. Seg√ļn este estudio, los cambios gravitatorios detectados por la sonda Cassini al pasar sobre Dione solo se explican si la actual corteza de hielo del sat√©lite flota sobre un oc√©ano l√≠quido. Seg√ļn las estimaciones, ese oc√©ano estar√≠a a unos 100 kil√≥metros bajo la superficie.

El club de los objetos del Sistema Solar con oc√©anos subterr√°neos cada vez est√° m√°s concurrido. La luna de J√ļpiter Europa es el caso m√°s claro, pero tambi√©n est√°n Tit√°n y Enc√©lado. Las estimaciones m√°s recientes tambi√©n indican que podr√≠a incluso ser el caso de Plut√≥n. Nuestro vecindario se vuelve cada vez m√°s fascinante a cada nueva sonda que enviamos. [v√≠a American Geophysical Union]