Desde que muchos tenemos uso de razón el café ha sido la bebida matutina predilecta de un sinfín de personas en el mundo. Ya sea para mantenerte despierto o simplemente por el sabor, muchos toman café durante todo el día, pero la ciencia por fin ha confirmado que tomarlo de noche no es nada bueno, y perturba el ciclo de sueño del ser humano.

Porque podrá parecer algo obvio (sobre todo para aquellos que nuestras abuelitas nos advirtieron de que “el café de noche no nos dejará dormir”), pero hasta ahora la ciencia no había demostrado que realmente el café, o mejor dicho, la cafeína, afecta de una forma drástica al ritmo circadiano del ser humano, comúnmente conocido como “el reloj biológico”.

Un estudio publicado en la revista Science y dirigido por la Doctora Tina Burke, neurocientífica de la Universidad de Colorado en los Estados Unidos, ha logrado demostrar que la cafeína afecta drásticamente al ritmo circadiano cuando la consumimos de noche, retrasando al ciclo de sueño hasta 40 minutos más de lo normal. Burk asegura que:

“La cafeína es una de las drogas más consumidas en todo el mundo y también es legal, pero lo que casi nadie toma en cuenta es que tiene un verdadero impacto psicoactivo, sobre todo si se consume de noche”.

Advertisement

Para demostrar su teoría experimentó tanto con dos grupos de voluntarios como con las células relacionadas al ritmo circadiano. En el primero de los experimentos hicieron que un grupo de personas tomara una pastilla de cafeína (dosis equivalente a dos tragos de café expreso) cada tres horas antes de dormir durante 49 días, mientras que era expuesto a luz a la hora de dormir.

La luz es otro agente que perturba nuestro ritmo circadiano, incluso más que el café (por eso no debemos ver la pantalla del móvil exactamente antes de dormir, o se nos hará más difícil). Con el experimento pudo comprobar que la cafeína afectaba casi tanto como la luz a las personas. En el segundo experimento, la cafeína alteraba a las células humanas y evitaba que enviaran señales de que ya era hora de dormir al resto del organismo.

La conclusión del estudio sencillamente confirma que tomar café de noche, poco tiempo antes de dormir, es realmente malo para tu organismo y hará que tu ciclo de sueño se vea alterado, por lo que es hora de hacer caso a nuestras abuelitas y solo tomar café de día. [Science vía Verge]

Advertisement

Foto de portada: portumen / Shutterstock.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)