Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La verdad tras Moby Dick: prueban que los cachalotes sí pueden hundir barcos embistiéndolos

Foto: Shane Gross / Shutterstock.

Un grupo de investigadores ha comprobado que los cachalotes sí pueden hundir un barco con un tamaño hasta cinco veces mayor, al embestirlo usando su frente como ariete. Sí, así mismo como la historia en la que se basa la mítica novela Moby Dick, escrita por Herman Melville en el año 1851.

Advertisement

Moby Dick cuenta la historia del Capitán Ahab, su ballenero Pequod y su tripulación que se enfrentan a un gigantesco cachalote, que (spoiler alert, aunque tiene 160 años este cuento) embiste al buque y lo hunde. Esta historia está inspirada en hechos reales, después de que el ballenero Essex en Massachusetts, Estados Unidos, fue atacado por un cachalote en el año 1820 y se hundió. Los sobrevivientes a este ataque aseguraron que el gigantesco animal de unos 26 metros embistió la embarcación como si se tratara de un cabrío.

Desde entonces la historia de Essex y Moby Dick inspirarían no solo miles de historias, sino también la curiosidad de los científicos. ¿Es posible que un cachalote pueda usar su frente como ariete para hundir barcos?

Sí, la ciencia dice que sí.

Ilustración del ataque de un cachalote al Essex.
Advertisement

Un estudio publicado en PeerJ, su autora principal Olga Panagiotopoulou (especialista en anatomía, biología ósea y mecánica corporal de animales de gran tamaño en la Universidad de Queensland, Australia) asegura que la frente del cachalote es una de las estructuras anatómicas más extrañas que existen en el reino animal.

De hecho, la estructura es aún más curiosa en los cachalotes machos, y durante décadas la comunidad científica ha especulado sobre el motivo de que sea así, más allá de porque en esta zona se ubica el órgano espermaceti, en el que se almacena el aceite que tanto buscan los barcos balleneros desde hace siglos.

Advertisement

Panagiotopoulou explica que debido a que la frente de los cachalotes machos, además de tener un diseño que favorecería este tipo de ataque, son de mayor tamaño que el de las hembras, lo que querría decir que las embestidas frontales al mejor estilo de un ariete podrían ser usadas por los cachalotes cuando combaten por una hembra, algo que debe suceder mucho tomando en cuenta que cada cachalote macho puede tener hasta 40 hembras como pareja.

Anatomía de un cachalote macho. (vía Behance)
Advertisement

La estructura y el diseño de la frente de los cachalotes les permitirían no solo embestir a otros animales (o barcos) sino también resistir el impacto, lo cual es lo más importante. Panagiotopoulou y su equipo experimentaron con simulaciones en computadora y determinaron que ciertamente la colisión en una embestida podría afectar temporalmente a la ballena y su sistema de sonar, pero gracias la mayoría del impacto es absorbido por el órgano espermaceti y los tejidos que lo conectan con el resto del organismo.

En pocas palabras, un cachalote puede embestir y hundir un barco, pero es algo tan extraño que solo lo escuchamos en la ficción. [PeerJ / EurekAlert! vía The Washington Post]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.


Share This Story

Get our newsletter

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key