Dion McGregor pas√≥ su juventud intentando convertirse en un compositor de √©xito y acab√≥ haci√©ndose famoso por hablar en sue√Īos. Claro que no era un somn√≠locuo cualquiera: cada noche narraba en voz alta todo lo que so√Īaba, tan fuerte y tan claro que su compa√Īero de piso decidi√≥ grabarle mientras dorm√≠a.

Advertisement

Entre 1960 y 1967, con permiso de McGregor, Michael Barr grab√≥ cerca de 300 sue√Īos a trav√©s de un magnet√≥fono. Las narraciones eran tan fascinantes y divertidas que, en 1964, la discogr√°fica Decca Records accedi√≥ a lanzar un √°lbum con una selecci√≥n de grabaciones: The Dream World of Dion McGregor. El disco obtuvo un modesto √©xito. Cuarenta a√Īos despu√©s, una campa√Īa de Kickstarter consigui√≥ que se publicara un segundo √°lbum con grabaciones in√©ditas ‚ÄĒun homenaje a t√≠tulo p√≥stumo, ya que Dion McGregor muri√≥ en 1994.

Las cintas recogen cientos de horas de historias surrealistas, desternillantes, con personajes excéntricos. Como Edwina, que siempre quiso ser pirata:

¬ŅSab√≠as que Edwina ni siquiera llor√≥ cuando un cocodrilo le arranc√≥ la pierna? Edwina ni siquiera llor√≥. Estaba fascinada, simplemente fascinada. Su madre se desmay√≥, su padre se desmay√≥. La mitad de los espectadores se desmayaron. Y Edwina se qued√≥ ah√≠ de pie mir√°ndolo masticar su pierna. ¬ŅSabes qu√©? Dijo que siempre hab√≠a querido ser John Silver el Largo.

Advertisement

Antes de vivir con Michael Barr, los incesantes sue√Īos de McGregor no hac√≠an mucha gracia a sus compa√Īeros de piso. El aspirante a compositor, cuyo mayor √©xito ser√≠a componerle Where Is The Wonder a Barbara Streisand, se mud√≥ a Nueva York en los 60 y pas√≥ una temporada haciendo couchsurfing. Fue en el apartamento de Barr, en la Primera Avenida, donde sus narraciones nocturnas empezaron a ser apreciadas por la audiencia. Michael Barr se colaba cada noche en el sal√≥n y colocaba un micr√≥fono cerca de la cabecera de la cama de McGregor. En una ocasi√≥n el magnet√≥fono inmortaliz√≥ una batalla de mostaza:

Empieza la batalla de la mostaza. Todo el mundo en fila. ¬ŅTodo el mundo tiene su mostaza? ¬°¬ŅTen√©is todos la mostaza?! Sacadla del frasco y elegid un blanco. Probablemente, no s√©, a ver, en mitad de la frente. ¬°¬ŅEstamos de acuerdo con la mitad de la frente?! Si os dan en medio de la frente, est√°is muertos. El pelo no cuenta.

Advertisement

A Dion McGregor le avergonzaba la idea (‚Äúes como hacerse famoso por mojar la cama‚ÄĚ, dec√≠a), pero Michael Barr estaba fascinando con las grabaciones y lo convenci√≥ para publicarlas. Cuando consiguieron lanzar el LP, la famosa editorial Random House se interes√≥ en hacer un libro. Random House tem√≠a que aquellos dos personajes estuvieran fingiendo los sue√Īos, as√≠ que encarg√≥ a un psiquiatra que examinara el comportamiento de McGregor para confirmar que no fuera un fraude. El an√°lisis concluy√≥ que estaba sano y no fing√≠a.

El 14% de la gente habla en sue√Īos, normalmente murmullos o frases inconexas. En cambio, las grabaciones de Dion McGregor (que puedes escuchar en Basecamp) tienen una narrativa llena de detalles. Da la sensaci√≥n de que relata sus sue√Īos en tiempo real, a veces dirigi√©ndose a una persona invisible y otras imitando los acentos de los personajes, como si √©l fuera parte de la historia.

Advertisement

Todav√≠a hoy los cient√≠ficos estudian a McGregor. Un equipo de investigadores de la Escuela M√©dica de Harvard analiz√≥ las 294 grabaciones de Michael Barr y descubri√≥ que, en comparaci√≥n con los sue√Īos otras personas, los de Dion McGregor eran menos extra√Īos, menos agresivos, con menos contradicciones e incoherencias. Tambi√©n so√Īaba menos sobre sexo que otros hombres.

Vaya, eso no completa en absoluto mi colecci√≥n. Oh, no. Bueno, vamos a ver... tengo un dodo, una roca y un f√©nix... oh, vaya, un pterod√°ctilo, s√≠, el unicornio, el grifo, oh s√≠. Bueno, la sirena no cuenta, est√° en la piscina. Si alguna vez sale le presentar√© al centauro. ¬ŅQu√© opinas? ¬°Por supuesto!

Deirdre Barrett, la autora principal del estudio, cree que hay dos explicaciones posibles para la sorprendente coherencia de los sue√Īos de McGregor. La primera es que no produce sus mon√≥logos mientras sue√Īa sino en un estado inusual a medio camino entre la vigilia y el sue√Īo. Esta hip√≥tesis encaja con otros estudios que dicen que nuestras ondas cerebrales son diferentes cuando so√Īamos y cuando hablamos en sue√Īos (se produce un menor n√ļmero de ondas alfa mientras hablamos en sue√Īos).

Advertisement

La segunda hip√≥tesis es que Dion McGregor era un personaje √ļnico. Un tipo inteligente, divertido y un alegre profesional de la industria del entretenimiento. Para comprobar si hay otros como √©l, Barrett quiere estudiar en un futuro los sue√Īos de miles de personas que hablan dormidas mediante una app m√≥vil.

Imagen: Dion McGregor / Torpor Vigil Records

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)