Imagen: Wikimedia Commons

El pueblo sherpa adquiri√≥ su fama internacional porque es la compa√Ī√≠a indispensable de cualquier monta√Īista que se atreva a escalar el Everest. Pero si piensas que los sherpas tienen esa extraordinaria resistencia a las alturas por mera aclimataci√≥n, est√°s equivocado: ya nacen con ella.

Seg√ļn un nuevo estudio publicado en la revista PNAS, los sherpas est√°n gen√©ticamente adaptados a la hipoxia hipob√°rica del Himalaya. Gracias a una mutaci√≥n ventajosa, los pobladores de la regi√≥n monta√Īosa de Nepal metabolizan el ox√≠geno de una manera m√°s eficiente que las personas que viven a nivel del mar. El resultado es un mejor desempe√Īo en las alturas.

Los investigadores realizaron biopsias del m√ļsculo esquel√©tico de varios monta√Īistas y compararon las muestras con el tejido muscular de los sherpas. El estudio revel√≥ que los sherpas limitan la cantidad de grasa que queman y maximizan el consumo de glucosa. Al quemar m√°s az√ļcar (en lugar de grasa), los sherpas obtienen m√°s calor√≠as por ox√≠geno respirado.

Imagen: Extreme Everest

Advertisement

Adem√°s, lo llevan en la sangre. A diferencia de los monta√Īistas aficionados, que se adaptan a la falta de ox√≠geno aumentando el n√ļmero de gl√≥bulos rojos en sangre, los sherpas tienen la sangre menos espesa (y por lo tanto con una menor capacidad de retener ox√≠geno), pero con la ventaja de que esta circula m√°s f√°cilmente. As√≠ recae menos presi√≥n sobre el coraz√≥n.

Los sherpas son un pueblo de ascendencia tibetana que lleg√≥ a Nepal hace 500 a√Īos. Estos hallazgos sugieren que evolucionaron para vivir a gran altitud, lo que podr√≠a tener un impacto en nuestra comprensi√≥n de las enfermedades relacionadas con la hipoxia (falta de ox√≠geno en sangre).

[PNAS vía BBC Mundo]