GIF: Netflix

Un estudio revisado y publicado por la revista Journal of Economic Behavior and Organization sugiere que ver películas y series en versión original con subtítulos mejora colectivamente el nivel de inglés, algo que ya intuíamos.

El estudio toma como referencia el TOEFL, una prueba estandarizada del nivel de inglés, y extrae de él que los países que subtitulan las películas, las series y los programas de televisión anglosajones obtienen 3,4 puntos más de media que aquellos que prefieren el doblaje.

Una encuesta respalda el hallazgo. Mientras que en pa√≠ses como Suecia, Finlandia, Dinamarca o Pa√≠ses Bajos, el 58% de la gente dice ser capaz de mantener una conversaci√≥n en ingl√©s, en otros como Espa√Īa, Francia Italia o Alemania solo el 32% de la poblaci√≥n se siente c√≥moda con la idea.

Y no es solo por las condiciones socioecon√≥micas del pa√≠s o la proximidad de la primera lengua al ingl√©s. Entre pa√≠ses con una renta per c√°pita y con idiomas similares, como Espa√Īa y Portugal, el patr√≥n se ve claro: los portugueses tienen un mejor nivel de ingl√©s que los espa√Īoles porque hist√≥ricamente priorizaron los subt√≠tulos frente al doblaje.

Advertisement

El problema es que cada pa√≠s est√° demasiado acostumbrado a su statu quo particular. Mientras que en Suecia, Finlandia, Dinamarca o Pa√≠ses Bajos, nueve de cada 10 ciudadanos prefiere ver las series con subt√≠tulos. En Francia, Espa√Īa o Italia, solo el 30% lo prefiere (y en Alemania, el 20%).

Las razones son, por un lado, hist√≥ricas: las dictaduras en Espa√Īa, Italia o Alemania cerraron la puerta al ingl√©s para preservar el idioma local. Y por otro, pr√°cticas: solo los pa√≠ses con grandes poblaciones pudieron sostener la industria del doblaje; para los peque√Īos, sal√≠a m√°s rentable subtitular.