Image: Saran

Si eres de esa clase de personas que lleva años defendiendo la loca idea de que los rollos de plástico de cocina para envolver alimentos (film transparente) “ya no los hacen como antes”, estabas en lo cierto. Resulta que no sólo es verdad, hay una razón de lo más sorprendente para ello.

El estándar utilizado por todas las marcas para envolver solía ser la fórmula Saran, de la compañía SC Johnson. Sin embargo, a principios de la década del 2000, la compañía cambió su fórmula a una versión que era menos pegajosa y por norma general, menos efectiva.

Advertisement

¿Por qué? Nadie los puede culpar. Originalmente, Saran hacía el producto con una sustancia química llamada cloruro de polivinilideno, o PVDC. En realidad fue descubierta por accidente por un químico en otra compañía, Dow Chemical, en 1933. Al parecer, se formó como un residuo pegajoso en vasos que se habían utilizado para desarrollar un producto químico de limpieza en seco a base de cloro.

Sin embargo, resultó que el PVDC tenía algunas propiedades “interesantes”. Es un tipo especial de compuesto químico, un polímero, en la que un grupo de moléculas idénticas y más pequeñas están vinculadas para formar una cadena larga.

Hay todo tipo de estos, pero el PVDC fue especialmente útil porque forma una barrera casi impenetrable a los olores, por lo que es ideal para envolver y preservar la comida. Esa es la razón de que tenga una permeabilidad muy baja: la velocidad a la que deja pasar líquidos o gases a través de él.

Advertisement

Dicho esto, los científicos piensan que esto es probablemente gracias a la densidad de la estructura no ramificada y estable de sus cadenas moleculares. Dow fue el primero en vender este efectivo Saran Wrap en 1953, y SC Johnson compró la fórmula y la marca en 1998.

Image: Wikimedia Commons

Sin embargo, poco después se dieron cuenta de las preocupaciones de los compuestos que contienen cloro como PVDC. Resulta que cuando son desechados y quemados en incineradores de basura municipal, pueden liberar productos químicos tóxicos.

Advertisement

Cuando esto salió a la luz, Johnson tomó la decisión responsable de eliminar PVDC de todos sus productos para 2004. Y después de algunas investigaciones, consiguieron una nueva fórmula de envoltura que usa polietileno sin cloro. En esencia, otro polímero que está bien, aunque no es tan bueno para atrapar olores y mantener la comida fresca como el original.

Así que no estabas loco, aunque eso sí, el cambio ha significado poner menos tóxico y contaminantes a la atmósfera, por lo que a la larga, todos salimos ganado. [SciShow]