Imagen: Frerieke

Algunos muffins, que tienen un aspecto parecido a las magdalenas, son gigantes y estĂĄn llenas de azĂșcar y calorĂ­as. Eso las convierte en un postre, un placer, una indulgencia. Por lo tanto, podrĂ­as coger algo mĂĄs sabroso, como un dĂłnut. AdemĂĄs, el dĂłnut probablemente tiene menos azĂșcar.

Advertisement

El especialista en obesidad Yoni Freedhoff afirmĂł esta verdad en un tuit, y los nĂșmeros no mienten. En Dunkin Donuts, por ejemplo, un dĂłnut con dulce de chocolate tiene 280 calorĂ­as y 13 gramos de azĂșcar. Por otro lado, un muffin de arĂĄndonos tiene 460 calorĂ­as y 46 gramos de azĂșcar, o tres veces la cantidad de azĂșcar. No obstante, Dunkin Donuts tiene un muffin con supuestamente menos grasa, pero casi no hay diferencia. (Este muffin tiene 10 gramos de grasa en vez de 15, y tiene 410 calorĂ­as y 39 gramos de azĂșcar, lo cual sigue siendo mucho mĂĄs que el dĂłnut).

Cuando tienes que escoger entre un muffin que compraste en una tienda y un dĂłnut, si estĂĄs buscando algo con menos calorĂ­as, menos azĂșcar y que sabe mejor, escoge el dĂłnut.

Advertisement

El tamaño de los postres contribuye a la disparidad. Ambos tienen muchas calorĂ­as, pero los muffins pueden llegar a ser gigantes. Y si piensas que son “saludables”, considera que es posible que estĂ©s equivocado.

“Las palabras ‘salvado’, ‘arándanos’, ‘avena’, o ‘lino’ se consideran saludables”, afrima Freedhoff. “Personalmente, si yo voy a gastar 500 calorías en un postre, tiene que ser muchísimo más delicioso que un muffin”.