Photo: Robin Loznak (AP)

Las arañas dan mucho respeto, y las arañas potencialmente letales como las viudas negras aún más. La perspectiva de encontrarte uno de esos pequeños horrores en tu casa es escalofriante, pero hagas lo que hagas para eliminarla, no uses fuego. No lo decimos nosotros, lo dicen los bomberos de Fresno, California.

Advertisement

El departamento de bomberos de Fresno ha publicado un escueto tuit en el que pide a la ciudadan├şa que no acuda a los lanzallamas (improvisados o comprados a Musk) cuando vea una ara├▒a por mucho que se sientan tentados del proverbial ÔÇťKill it with fireÔÇŁ. El mensaje se debe a un espectacular incendio que ha tenido lugar en una residencia de Woodward Lake.

Seg├║n informa el departamento de bomberos del condado a trav├ęs de KFSN, el propietario del inmueble descubri├│ que su jard├şn estaba infestado de viudas negras. Ni corto ni perezoso, el vecino hizo lo que el cuerpo nos pedir├şa a todos:┬áintentar acabar con ellas con un soplete. Desgraciadamente, el fuego se extendi├│ hasta su domicilio. No ha habido que lamentar heridos, pero han hecho falta 29 bomberos para apagarlo.

Lo peor es que no es la primera vez que sucede algo parecido. El a├▒o pasado ardi├│ una caravana por la misma raz├│n, y en 2012 otro domicilio fue pasto de las llamas por una persona intentando carbonizar ara├▒as.

Advertisement

En 2013, un edificio entero de Nueva York sufri├│ una explosi├│n cuando uno de sus inquilinos puso en una habitaci├│n 24 bombas de insecticida para insectos en una habitaci├│n. El gas de las bombas se acumul├│ en la estancia y una chispa el├ęctrica hizo el resto.

En 2010, un ciudadano británico casi se mata intentando hacer lo propio con una araña. Chris Wirelding, ingeniero de sistemas, persiguió al arácnido por el baño rociándolo con un spray de insecticida. La araña se refugió detrás del inodoro y Wielding quiso cerciorarse de que estaba muerta. Para ello se agachó y trató de iluminar el oscuro rincón con un mechero. La explosión lo mandó volando y arrancó la puerta del baño de cuajo. Por fortuna, el exterminador improvisado solo sufrió lesiones y quemaduras menores.

Advertisement

En definitiva. No mates a las ara├▒as con fuego, por muy tentador que resulte. [KFSN v├şa Associated Press]