Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Imagen artística de la Misión Artemis, que llevará un equipo de astronautas a la Luna en 2024..
Imagen: NASA
Imagen artística de la Misión Artemis, que llevará un equipo de astronautas a la Luna en 2024..
Imagen: NASA

Es hora de mirar hacia el futuro y ver todos los avances que le deparan a la exploración espacial. Nuevas misiones a Marte, una sonda que regresa a la Tierra con muestras tomadas de un asteroide o los satélites de Elon Musk, son solo algunas de las cosas que nos deparará el 2020. Parece que va a ser otro año fascinante.

Advertisement

Por fin sabremos si la NASA regresará a la Luna en 2024

A principios de este año, la Administración Trump aceleró la línea de tiempo prevista para que los estadounidenses volviesen a la Luna. Lo que le dijeron a la agencia espacial —en términos bastante contundentes— es que la misión Artemis debía haberse realizado para el año 2024, pero el Congreso expresó su preocupación sobre este plazo tan agresivo.

Advertisement
La fase de ascenso de Artemis.
Imagen: NASA
La fase de ascenso de Artemis.
Imagen: NASA

Para que la NASA pueda lograrlo, necesita la financiación necesaria. El gobierno de los Estados Unidos aprobará su presupuesto fiscal para el año 2021 en marzo de 2020, momento en el que sabremos por fin cuánto dinero va a recibir la NASA y cómo de factible es que la agencia espacial pueda llevar astronautas a la Luna en 2024.

Advertisement

Más concretamente, la NASA ha dado a entender que necesitará $25.000 millones adicionales durante los próximos 5 años para poder acelerar el proceso. En caso de que el Congreso no proporcione los fondos suficientes, probablemente sea imposible cumplir con el calendario marcado.

En 2020, también sabremos qué compañía privada podrá diseñar y construir el módulo de aterrizaje lunar de la misión Artemis. Entre los contendientes están Boeing y Blue Origin, y se rumorea que SpaceX también podría estar interesado.

Advertisement

En cuanto a la prueba inicial del Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA —el cohete que se supone que llevará a los astronautas y todo el equipo necesario a la Luna— no se cree que vaya a suceder hasta el 2021. Y eso ya se acerca peligrosamente a la fecha límite del 2024.

Nuevas misiones a Marte

Debido a la desafortunada muerte del rover Opportunity de la NASA, ya solo queda una sonda móvil en el Planeta Rojo: el rover Curiosity (con el debido respeto a la sonda fija InSight de la NASA). Sin embargo, esto va a cambiar, ya que tres nuevos rover serán lanzados a Marte en 2020.

Advertisement

Los tres serán lanzados a finales de julio y principios de agosto para aprovechar la ventana de lanzamientos conocida como la Órbita de transferencia de Hohmann, en la que Marte y la Tierra están alineados de manera óptima en sus respectivas órbitas. Se espera que todos los rovers lleguen a Marte en 2021.

El Mars rover 2020 de la NASA aterrizará en el cráter Jezero, donde recorrerá un antiguo lago en busca de signos de antigua vida microbiana. La sonda será capaz de extraer muestras de la superficie y dejarlas preparadas para que futuras misiones las puedan recuperar y llevar a la Tierra. Curiosamente, el Mars Rover 2020 está equipado con un dron, bautizado como Mars Helicopter Scout, por lo que podremos finalmente tener una vista panorámica del Planeta Rojo.

Advertisement
El Mars Rover 2020.
Imagen: NASA
El Mars Rover 2020.
Imagen: NASA

La misión Rosalind Franklin también buscará signos de vida, pero aún no se ha elegido el lugar de aterrizaje para esta misión. El módulo de aterrizaje Kazachok ruso será el encargado de desplegar el rover. La misión podría retrasarse debido a los continuos problemas con el sistema de paracaídas, que debe depositar la sonda sobre el suelo marciano, una tarea harto complicada. Si no aprovechan la Órbita de transferencia de Hohmann se producirá un retraso de 26 meses.

Advertisement

Sabemos menos sobre la misión china, que supuestamente llevará un orbitador y un rover de 240 kilogramos, según SpaceNews. El orbitador estará equipado con una cámara de alta resolución, y la sonda móvil podrá realizar espectroscopias, entre otras tareas científicas. La Administración Nacional Espacial China (CNSA, por sus siglas en inglés) ha hecho una selección preliminar de dos yacimientos cerca de Utopia Planitia, y falta tomar la decisión final al respecto, según IEEE Spectrum.

Advertisement

Para no quedarse atrás, los Emiratos Árabes Unidos lanzarán su Misión Hope Mars a Marte el próximo año. Será la primera misión interplanetaria encabezada por un país árabe-islámico, según Space.com, y el orbitador se lanzará sobre un cohete japonés. Una vez en órbita alrededor de Marte, el satélite estudiará el clima del planeta, las razones por las cuales Marte ha filtrado tanto oxígeno e hidrógeno, y las posibles conexiones existentes entre la atmósfera superior e inferior, según Space.com. Al igual que las otras misiones, no llegará hasta 2021.

Muchos satélites de SpaceX 

Hasta la fecha, SpaceX ha lanzado 120 de sus satélites Starlink a la órbita terrestre baja, pero eso es solo la punta del iceberg. Se espera que la megaconstelación de banda ancha de Musk cuente con 42.000 satélites, una cifra que SpaceX espera lograr a mediados de la década de 2020. Obviamente, para esto serán necesarios muchos lanzamientos, muchos de los cuales tendrán lugar el próximo año.

Advertisement
Una fila de satélites Starlink.
 Imagen: Marco Langbroek via SatTrackBlog
Una fila de satélites Starlink.
Imagen: Marco Langbroek via SatTrackBlog

La compañía espacial privada espera lanzar 24 misiones de Starlink el próximo año, según SpaceNews. Es un ritmo vertiginoso de dos lanzamientos por mes, lo que supondrá aproximadamente 1.440 nuevos satélites Starlink en órbita terrestre para final de año. Como contexto: había aproximadamente 4.987 satélites en órbita terrestre a principios de 2019, muchos de los cuales ya no funcionan, según la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre (UNOOSA, por sus siglas en inglés).

Advertisement

Estos lanzamientos de SpaceX seguro que enfadan a más de un astrónomo, que posiblemente prefieran una vista del espacio sin ningún tipo de obstáculo. SpaceX es consciente del problema y, según se rumorea, está trabajando en un recubrimiento especial que oscurecerá los satélites y reducirá su reflectividad.

También se espera el próximo año que la compañía comience las pruebas orbitales de su nave espacial de siguiente generación. Una vez listo, Starship “será el vehículo de lanzamiento más poderoso del mundo jamás desarrollado”, según SpaceX, y será capaz de transportar tripulación y carga a la órbita de la Tierra, de la Luna y de Marte.

Advertisement

Lanzamientos desde suelo americano

Si la NASA piensa enviar astronautas a la Luna, necesitará la capacidad de lanzarlos al espacio – algo que el país no ha sido capaz de hacer de forma independiente desde la retirada del programa de transbordadores espaciales en 2011. Afortunadamente, 2020 podría ser el año en que se recupere esta capacidad, subrayando “podría”. Actualmente, las dos empresas privadas participantes en el programa de desarrollo de tripulaciones comerciales de la NASA (Commercial Crew Development Program), SpaceX y Boeing, van por detrás de los plazos previstos.

Advertisement
La nave CST-100 Starliner.Imagen: Boeing
La nave CST-100 Starliner.Imagen: Boeing

Pero hay razones para ser optimistas. El 20 de diciembre Boeing lanzó finalmente un CST-100 Starliner no tripulado, aunque la nave no fue capaz de acoplarse a la Estación Espacial Internacional debido aparentemente a un fallo de software. El director de la NASA Jim Bridenstine quitó importancia al incidente, dejando entrever que una prueba tripulada podría ser inminente.

Advertisement

Mientras tanto, SpaceX planea realizar un simulacro de aborto de misión una vez en el aire de su cápsula Dragon a principios del año que viene, posiblemente en enero. La compañía de Elon Musk tendrá que realizar un test no tripulado seguido de uno tripulado, si no hay más contratiempos como la anomalía detectada durante una prueba que ocurrió hace unos meses. 

La sonda OSIRIS-REx de la NASA obtendrá muestras de un asteroide

Desde su llegada a Bennu el 3 de diciembre de 2018, la sonda OSIRIS-REx ha mapeado el irregular asteroide y estudiado sus extrañas emisiones. El objetivo principal de la misión, no obstante, aún está por llegar. La sonda está preparándose para tocar levemente la superficie y conseguir muestras de la misma. Si todo va bien, OSIRIS-REx sería la primera misión americana en recolectar muestras de un asteroide y devolverlas a la Tierra para su análisis.

Advertisement

Tras escoger 4 zonas candidatas en la superficie, la NASA ha seleccionado una zona desprovista de grandes rocas bautizada “ruiseñor” (nightingale). El asteroide es básicamente un aglomerado de rocas, de modo que encontrar un área con polvo fácilmente extraíble ha terminado siendo una prueba difícil. A principios de 2020, OSIRIS-REx sobrevolará el lugar a altitudes menores para tomar fotos con mayor resolución y la toma de muestras de la superficie se espera que sea en julio 2020. La sonda se espera de vuelta a la Tierra con 60gr de muestras en 2023.

Hablando de sondas que vuelven con muestras de asteroides al planeta, la sonda Hayabusa 2 de la agencia japonesa espacial, JAXA se espera de vuelta en diciembre de 2020 con muestras del asteroide Ryugu. Estas muestras se recuperarán en algún área deshabitada de Australia.

Advertisement

La primera misión lunar china de recuperación de muestras

Con la exitosa misión Chang’e 4 casi terminada, China se prepara para su próxima misión a la Luna, que añadirá un nuevo elemento muy importante.

Advertisement
La sonda Chang’e 
Imagen: NAOC
La sonda Chang’e
Imagen: NAOC

Con esta misión Chang’e 5, China pretende alunizar una sonda en Oceanus Procellarum y recoger 2 kilogramos de polvoriento regolito lunar, posiblemente a una profundidad de 2 metros. Esta muestra será devuelta a la Tierra para su análisis, una gesta que la agencia china CNSA nunca ha intentado antes (será la primera misión de recogida y recuperación de muestras lunares desde la misión soviética Luna 24 en 1974).

Advertisement

La NASA ha explicado que la misión consistirá en 4 módulos:

“Dos módulos alunizarán; uno de ellos diseñado para la toma de muestras y transferencia al segundo módulo, diseñado para ascender de la superficie a la órbita, donde se acoplará con un tercer módulo. Finalmente las muestras se transferirán al cuarto módulo, también en órbita lunar, que las devolverá a la Tierra”.

Advertisement

La Chang’e 5 será lanzada a finales de 2020, según la NASA.

Se espera también que China comience la construcción de su propia estación espacial, llamada Tianhe, pero podría ser retrasada hasta 2021 ya que la CNSA aún necesita probar su cohete Long March 5B, que hará posible el proyecto. 

Advertisement

Más encuentros estelares

Lanzada en 2018, la sonda solar Parker de la NASA sigue acercándose progresivamente al Sol con cada órbita que realiza. La sonda está tomando mediciones sin precedentes de la corona solar y, cuanto más se acerca más exóticos son los datos que recoge.

Advertisement
La Parker Solar Probe.
Imagen: NASA
La Parker Solar Probe.
Imagen: NASA

La sonda tiene programados 4 perihelios (puntos de máximo acercamiento durante la órbita) en 2020, el 29 de enero, 7 de junio, 11 de julio y 27 de septiembre. Durante el acercamiento de septiembre, la sonda solar Parker se acercará a 14.2 millones de kilómetros del Sol, a una velocidad de 129km/s. La nave continuará este patrón hasta 2025, momento en que se acercará a unos 6.9 millones de km del Sol y se espera que se desintegre.

Advertisement

También relacionado, el orbitador solar de la NASA/ESA (Solar Orbiter) será lanzado desde el Centro Espacial Kennedy el 5 de febrero de 2020. La sonda, de acuerdo con la NASA, “estudiará el Sol, su atmósfera externa y la causa de la constante emisión de viento solar que afecta a la Tierra”.

Una visión mejorada a exoplanetas distantes

Con el nuevo satélite CHEOPS de la ESA ya en el espacio podemos esperar ver excitantes nuevos detalles de los planetas fuera de nuestro sistema solar.

Advertisement

Señalar que CHEOPS no irá a la caza de nuevos exoplanetas, sino que realizará observaciones detalladas de exoplanetas conocidos, especialmente los de un tamaño entre el de la Tierra y Neptuno. CHEOPS también observará las atmósferas de estos exoplanetas y permitirá mejores mediciones de los tránsitos alrededor de sus estrellas.

El satélite CHEOPS de la ESA.
Imagen: ESA
El satélite CHEOPS de la ESA.
Imagen: ESA
Advertisement

Eventos celestiales cerca de ti

Y finalmente para los astrónomos aficionados entre vosotros, puede encontrarse en Sea and Sky una lista completa de eventos astronómicos. No hay nada muy espectacular previsto para 2020 (bueno, aún podríamos ser visitados por algún otro objeto interestelar o un cometa por sorpresa…) pero hay algunas cosas interesantes que tener presentes.

Advertisement

Varios eclipses solares parciales ocurrirán en 2020, pero dependerá de donde vivas para que los puedas disfrutar. Un eclipse solar total será visible en partes de Sudamérica el 14 de diciembre. Halloween tendrá Luna llena, algo bastante interesante para los participantes del “truco o trato” y que no ocurrirá de nuevo hasta 2035. Una conjunción de Saturno y Júpiter tendrá lugar el 21 de diciembre, aparentando que los gigantes gaseosos son un sistema doble.

De modo que habrá bastantes eventos astronómicos interesantes a seguir en 2020. Como siempre, os lo iremos contando en Gizmodo.

Share This Story

Get our newsletter