2017 fue el año en el que las criptomonedas se hicieron populares y conocidas en todo el mundo, gracias a que el valor del Bitcoin aumentó de menos de 1.000 dólares a casi 20.000 dólares, y no parece que vaya a dar vuelta atrás en 2018.

Advertisement

Si sientes que perdiste la oportunidad de meterte de lleno en el mundo del Bitcoin, existen otras monedas digitales para elegir. Aquí encontrarás una guía rápida para conocer todas las otras criptomonedas que dispararon su valor en 2017 y, aún así, cuestan menos que el Bitcoin.

¿Qué es una criptomoneda?

En general, una criptomoneda es dinero digital que utiliza un tipo de cifrado para proteger las transacciones, pero hay otros detalles clave que se deben comprender.

Advertisement

El primero es que se puede minar una criptomoneda, lo que implica usar un ordenador para resolver ecuaciones cada vez más difíciles. Estas ecuaciones son necesarias para verificar las transacciones y, a cambio, el minero obtiene dinero digital. Los registros de las transacciones creadas de esta forma se denominan bloques, lo que nos lleva al segundo detalle clave: la cadena de bloques, mejor conocida simplemente como “blockchain”.

Una cadena de bloques es, esencialmente, un libro de transacciones creadas a partir de bloques. Es público y descentralizado, por lo que cualquier cambio es visible para todo el mundo. La tecnología de blockchain originalmente fue construida para Bitcoin, pero en teoría podría usarse para cualquier cosa, desde la administración de registros médicos hasta la votación.

Tras conocer todo esto, estas son algunas de las criptomonedas más importantes de las que podrías haber escuchado hablar, y cómo se diferencian del Bitcoin.

Advertisement

Bitcoin Cash (BCH)

El Bitcoin Cash fue creado a partir de una bifurcación de Bitcoin que ocurrió en agosto de 2017, la cual estableció dos monedas distintas. El objetivo era acelerar las transacciones al incrementar el tamaño de los bloques de Bitcoin Cash, lo que también facilita su crecimiento.

El Bitcoin Cash no ha reemplazado al Bitcoin, pero sí ha logrado alcanzar un valor considerable (2.788,68 dólares al momento de escribir estas líneas). La popular casa de cambio de criptomonedas Coinbase añadió soporte a Bitcoin Cash a finales de diciembre, aunque la medida trajo consigo diferentes reclamos que forzaron a la compañía a suspender temporalmente la nueva característica.

Advertisement

Litecoin (LTC)

Litecoin fue creado en 2011 por Charlie Lee, un graduado del MIT, exempleado de Google y exdirector de ingeniería en Coinbase. Funciona de manera similar al Bitcoin, pero cuenta con un número máximo de monedas que puede ser minado. También es posible crear más rápido los bloques de Litecoin: uno cada 2,5 minutos, en lugar de uno cada 10 minutos en el caso de Bitcoin.

El propósito de Litecoin es ser una versión más gastable de Bitcoin. Sin embargo, se ha convertido en poco tiempo en otra inversión atractiva para los especuladores de las criptomonedas. Actualmente el Litecoin está valorado en poco menos de 250 dólares.

Advertisement

Ether (ETH)

La plataforma Ethereum y su moneda, Ether, originalmente fueron propuestas en 2013 y se lanzaron en 2015. Funciona de manera similar al Bitcoin, pero también está enfocada en los contratos inteligentes (acuerdos que se imponen mediante código y no mediante las leyes). Ether puede usarse para gestionar contratos entre personas, crear cuentas de firma múltiple en las que la mayoría necesita firmar antes de poder acceder a los fondos, y otros propósitos.

Advertisement

Bitcoin actualmente cuenta con soporte para algunos contratos inteligentes, incluyendo los necesarios para transferir dinero entre personas, pero todavía está muy limitado. Ethereum, en cambio, permite a las personas escribir sus propios contratos.

La moneda Ether funciona como una especie de combustible para navegar en la plataforma Ethereum, pero también se puede comprar y mantener como una inversión. Actualmente está valorada en 777,55 dólares.

Ripple (XRP)

Ripple es la última criptomoneda que ha llegado a los titulares después de que incrementara su valor a finales de 2017. En diciembre alcanzó un valor de 2,21 dólares, lo que le da una capitalización de mercado de más de $85.000 millones.

Advertisement

Creada en 2012, el nombre Ripple hace referencia tanto a la compañía como a la criptomoneda. Fue diseñada para funcionar como una red de pago, llamada RippleNet, que afianza a Ripple junto a otras monedas respaldadas por gobiernos, como el dólar estadounidense. El objetivo de la compañía es desarrollar tecnología de pago para bancos y otras organizaciones financieras. Más de 100 instituciones en todo el mundo usan la red actualmente.

Ripple es la única criptomoneda mencionada en el artículo que no puede ser comprada a través del sistema de cambios de criptomonedas Coinbase. Sin embargo, la página web de Ripple menciona más de una docena de alternativas para acceder a la moneda, incluyendo Bitstamp, Kraken y Gatehub.