Image: Stefan Sauer (AFP)

Un niño de 13 años se encontraba junto a un arqueólogo aficionado explorando una isla al norte de Alemania, cuando encontraron lo que supone el mayor hallazgo de monedas antiguas en el sur del mar Báltico. Se trata del tesoro escondido Harald Gormsen, mejor conocido como el rey vikingo Bluetooth.

Luca Malaschnichenko, de 13 años, buscaba encontrar algo valioso con su detector de metales al explorar la isla Rügen, al norte de Alemania, mientras exploraba la zona junto a Rene Schön, voluntario de un programa de arqueología local. Tras hallar varias monedas, un grupo de arqueólogos pudo confirmar que se trata de un tesoro que data de hace mil años, posiblemente perteneciente a un mítico rey vikingo conocido como “Diente Azul”, o Bluetooth.

Image: Stefan Sauer (AFP)

Harald Blåtand Gormsen, conocido en inglés Harald “Bluetooth” Gormsson, fue rey de Dinamarca a partir del año 958 d.C. y de Noruega a partir del año 970 d.C., en ambos casos hasta el día de su muerte. Fue el responsable de llevar el cristianismo a Dinamarca, y era conocido como “Diente Azul”, nombre que gustó tanto a un ingeniero de Intel que lo usó para bautizar esa tecnología de conexión inalámbrica que hoy en día incluyen todos los smartphones del mundo.

Advertisement

El tesoro consiste de monedas de plata, perlas, collares, y algunos medallones religiosos, como una réplica de Mjolnir, el martillo del dios Thor. Malaschnichenko lo descubrió en enero, pero no fue sino hasta inicios del mes de abril que los arqueólogos de la región realizaron excavaciones y obtuvieron todas las piezas del tesoro de Bluetooth. El hallazgo se mantuvo en secreto durante meses para evitar llamar la atención de ladrones. [AFP (Yahoo) vía El Mundo]