Foto: US Navy / AP Images.

Estados Unidos se encuentra probando sistemas de defensa ante posibles ataques de misiles nucleares que provengan de sus enemigos, como Corea del Norte. Durante una de esas pruebas un misil carísimo falló, y la culpa es de un marinero que presionó el botón equivocado.

La prueba se llevó a cabo durante el mes de junio en las costas de Hawái. Se trataba de un simulacro en el que se usaría un misil defensivo estándar de tipo 3 (SM–3) para interceptar ataques enemigos usando misiles balísticos intercontinentales, un escenario a considerar ante la presión cada vez mayor de Corea del Norte.

Desde el buque destructor USS John Paul Jones salió disparado un misil SM–3 Block IIA a la 01:20 de la madrugada en hora local, equipado con un radar AM/SPY–1 y un sistema de combate conocido como Aegis Combat System, todo esto para derribar un misil balístico simulado que provenía de cierto país asiático. La prueba iba bien, hasta que alguien presionó un botón que no debía.

Un controlador de datos tácticos parte de la tripulación del destructor marcó por error al misil enemigo como un misil aliado, por lo que el SM–3, que se encontraba en camino a su objetivo, se autodestruyó en pleno vuelo para evitar interceptar con el misil nuclear.

Esta es la segunda prueba de un misil defensivo contra misiles balísticos intercontinentales que ha llevado a cabo los Estados Unidos durante los últimos meses. Lamentablemente, el error humano ocasionó el fracaso del simulacro y, además, pérdidas de millones de dólares. La primera prueba fue exitosa y puedes verla a continuación. [vía Defense News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.