¿Has desayunado? Si la respuesta es no te invitamos a sentarte con nosotros en la mesa de los astronautas de la NASA para conocer de primera mano qué es lo que comen y, sobre todo, cómo lo degustan en el espacio.

Los insulsos tubitos rellenos de materia orgánica sin determinar hecha puré no son dignos de los astronautas más gourmets. En eso, afortunadamente, la agencia ha cambiado mucho y ahora el menú de los investigadores que viajan al espacio es más variado y más agradable a la vista.

Aparte de tubitos con válvula para que los líquidos no salgan volando, la comida actual de los astronautas es más una cuestión de empaquetar al vacío comida parcialmente desecada y esterilizada, pero comida normal al fin y al cabo.

En el vídeo que acompaña a este post podéis echar un vistazo largo a los alimentos que viajan al espacio de la mano de Tested. Está sólo en inglés pero con unos subtítulos merece la pena el esfuerzo [Tested Site via Laughing Squid].