Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo crear tu propio servidor de películas y series con Plex y Synology

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: GizmodoES

Con la de plataformas de vídeo bajo demanda que tenemos (y yo, como todos, me dejo buena parte del sueldo en servicios de streaming), uno pensaría que programas como Plex ya no tienen sentido. Sin embargo, el confinamiento y la nueva normalidad (que de normal no tiene mucho) nos han llevado a pasar más tiempo en el sofá y descubrir que los discos Blu-ray que tenemos en la estantería han dejado de funcionar o que Netflix se ha aficionado a estrenar 20 truños a la semana, cancelando las pocas series en las que había invertido tiempo y cuidado. No me malinterpretes: pagar por varios servicios de streaming tiene más sentido que nunca (porque son los que están estrenando casi todo el contenido ahora que los cines están en K.O. técnico), pero Plex se ha convertido en un refugio acogedor para los que solo queremos ver un episodio de Futurama antes de dormir. En resumen: el vídeo bajo demanda es cada vez menos “bajo demanda” y más “tienes que ver esto”; Plex rellena sus huecos.

Advertisement

Elegir un NAS para el servidor de Plex

Defendida mi tesis, elijamos nuestro hardware para el servidor de Plex. Si tienes un ordenador de sobremesa que esté siempre encendido y conectado a la red, puedes instalar Plex Media Server directamente en él. Probablemente obtengas un rendimiento superior al de un NAS (que no es otra cosa que un pequeño servidor con varios discos duros conectado al router), pero el NAS es una opción muy común, ya sea por consumo energético, por no ocupar más recursos de tu propio ordenador o por la facilidad de crear copias de seguridad y añadir almacenamiento (dependiendo de la cantidad de bahías que tenga).

Advertisement

Dicho esto, la limitación de potencia de un NAS puede afectar al rendimiento de tu servidor de Plex, en función de la calidad del vídeo y de si hace transcoding. Hablaremos del transcoding o la transcodificación de archivos de vídeo más adelante, pero en resumen, si tu televisor no es compatible con cierto códec de vídeo o audio, el NAS tendrá que convertir el archivo en tiempo real, lo que requiere bastante potencia. Antes de elegir un NAS, te recomiendo echar un vistazo a la tabla de Plex NAS Compatibility actualizada por la propia Plex.

Synology DS220+
El Synology DS220+ junto a la tele con dos discos SATA internos y un disco externo USB 3.0
Foto: GizmodoES
Advertisement

Para esta prueba usaremos el Synology DS220+, un NAS de 360 euros que viene con un procesador Intel Celeron J4025 de dos núcleos a 2 GHz y 2 GB de memoria RAM DDR4 (ampliables a 6 GB). Según la lista de NAS compatibles de Plex, el Synology DS220+ puede hacer transcodificación por software de algunos vídeos a 1080p y transcodificación acelerada por hardware si corregimos manualmente un bug en los drivers de Intel (más sobre esto en un minuto).

Nos sirve. Particularmente si no queremos invertir mucho dinero. Más allá del transcoding, este NAS puede hacer reproducción directa de películas Full HD o 4K, que será el caso siempre que nos aseguremos de que nuestro hardware (televisor, consola, reproductor...) sea compatible con los archivos de vídeo que estemos descargando. Claro que si abres el servidor a amigos o familiares, eso se saldrá de tu control, pero Plex tiene una opción que permite convertir películas de antemano para que, cuando esas personas vayan a verlas, puedan hacer reproducción directa. Si tienes suficiente espacio disponible, es lo más cómodo.

Advertisement

En resumen: A diferencia de la reproducción directa, la transcodificación de vídeo consume muchos recursos del procesador o el motor de transcodificación por hardware. Si el presupuesto no es problema, busca un NAS que pueda transcodificar archivos de vídeo pesados. Si prefieres no hacer tanto gasto, busca un NAS equilibrado, que pueda transcodificar algunos archivos de vídeo, a sabiendas de que deberás convertir algunas de tus películas de antemano o descargarlas a menor resolución para hacer una reproducción directa.

Configurar el NAS y los discos

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Los NAS de Synology usan el sistema operativo DSM, que es bastante intuitivo, además de compatible con Plex Media Server y Docker (los dos programas que vamos a instalar). Para iniciar el configurador, conecta el NAS a tu router y abre find.synology.com en un ordenador conectado a la misma red. Haz clic en Configurar, Instalar ahora, y espera. Una vez que el NAS se haya reiniciado, tendrás que crear, por un lado, tu usuario y contraseña locales (estás creando una cuenta de administrador, así que usa una contraseña fuerte y distinta a las que uses en otros servicios) y una cuenta de QuickConnect, que es un servicio en la nube que te permite conectarte al NAS desde fuera de tu casa. Este paso se puede omitir, pero es probable que en algún momento quieras acceder al NAS en remoto, y QuickConnect es la forma más sencilla (no requiere abrir puertos).

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Cuando lo tengas, deberías ver un escritorio como este. El siguiente paso es configurar los discos. Abre “Administrador de almacenamiento” en el Menú principal (el botón de la esquina superior izquierda) y selecciona Volumen > Crear, lo que te llevará a crear, en primer lugar, un Grupo de almacenamiento. Elige “Personalizado” para seleccionar el sistema de almacenamiento. Nuestro Synology DS220+ tiene dos bahías con interfaz SATA y dos puertos USB 3.0. Los dos discos internos (que tienes que comprar por separado) se pueden configurar como un sistema RAID 0, RAID 1, Básico, SHR o JBOD.

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Elegir un sistema o arquitectura dependerá completamente de tus necesidades. Estas son las principales diferencias y algunos consejos más o menos obvios:

  • RAID 0 requiere al menos dos discos, ya que trata a los dos como un conjunto, distribuyendo los datos equitativamente. Esta opción dobla la velocidad de escritura y lectura del sistema porque utiliza simultáneamente las dos unidades, reduciendo el desgaste (ya que los discos pasan menos tiempo girando). Sin embargo, tiene cero tolerancia a fallos: no hace copias de seguridad. Si un disco falla, pierdes toda tu información. No uses RAID 0 si además de películas y series, almacenas datos importantes en tu NAS.
  • RAID 1 requiere al menos dos discos, ya que escribe los mismos datos en las dos unidades simultáneamente. Esta opción dobla la velocidad de lectura porque utiliza simultáneamente las dos unidades, reduciendo el desgaste (ya que los discos pasan menos tiempo girando), pero no mejora la velocidad de escritura y ofrece la mitad de almacenamiento. Sin embargo, tiene tolerancia al fallo de una unidad, ya que hay una copia redundante de los datos en la otra. Usa RAID 1 si quieres que tus datos estén a salvo, pero ten en cuenta que la capacidad de almacenamiento se reducirá a la mitad; o, mejor dicho, al tamaño que tenga el volumen más pequeño del RAID.
  • Básico es una opción que puedes elegir si tienes un único disco y planeas reconfigurarlo como RAID 1 cuando compres otro. Los NAS con tres o más bahías habilitan también la configuración RAID 5, que es un sistema más eficiente que RAID 1 con tolerancia al fallo de una unidad.
  • SHR es un sistema híbrido de Synology que se puede usar con uno o más discos. Te permite empezar con una unidad y añadir otra más adelante, así como combinar unidades de distinto tamaño, optimizando la capacidad de almacenamiento (a diferencia de RAID 1) y proporcionando redundancia de datos en el caso de que tengas dos o más unidades. Usa SHR si quieres una configuración sencilla que, además, haga copias de seguridad de tus datos.
  • JBOD es el acrónimo de “just a bunch of disks”. Trata los discos como unidades independientes, con todo lo que eso conlleva: capacidad igual a la suma de todos los discos, cero redundancia de datos y la tarea de elegir manualmente dónde almacenar tus películas y series. Usa JBOD si no te importa perder los datos de una unidad en caso de fallo, pero quieres que los discos funcionen por separado.
Advertisement
undefined
Captura de pantalla: GizmodoES

Tras configurar el grupo de almacenamiento, el configurador te preguntará si quieres realizar una verificación de la unidad para reasignar sectores erróneos. La respuesta es sí (la verificación lleva varias horas, dependiendo del tamaño de los discos, pero se hace en segundo plano y ahorra posibles dolores de cabeza). Lo siguiente es elegir el sistema de archivos de nuestros volúmenes. Synology nos da dos opciones: BTRFS y EXT4. BTRFS es más moderno y puede detectar la degradación de bits, mientras que EXT4 es más compatible y algunos lo recomiendan por su rendimiento. Para nuestro propósito, da un poco igual.

Advertisement

Instalar y configurar Plex Media Server

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

El servidor de Plex se puede instalar desde el Centro de paquetes de Synology, que tiene un acceso directo en el escritorio. Es tan sencillo como instalar una aplicación en el móvil: buscas Plex e instalas el paquete. El siguiente paso es crear las carpetas compartidas donde almacenarás tus series y películas:

  1. Abre Panel de control en el escritorio.
  2. Carpeta compartida > Crear > Crear.
  3. Ponle un nombre a la carpeta, teniendo en cuenta que contendrá tanto las películas como las series que descargues.
  4. Deshabilita la papelera de reciclaje y dale a Siguiente.
  5. Aquí podrás cifrar la carpeta, pero en ese caso, Plex necesitará que la desbloquees para ver su contenido. Lo más sencillo es no cifrarla.
  6. Siguiente, Siguiente, Aplicar.
  7. En la pestaña Permisos, asegúrate de que tu usuario tenga permisos de Lectura/Escritura y de que el usuario “plex” tenga permisos de Sólo lectura.
  8. Ok.
undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Abre File Station, el explorador de archivos del NAS (hay un acceso directo en el escritorio). Entra en la carpeta que acabas de crear (yo le puse “Películas y series”) y crea todas las subcarpetas que quieras para organizar tus archivos. Necesitarás, como mínimo, dos: una para las películas y otra para las series.

Ya puedes transferir archivos a esas carpetas desde un ordenador conectado a la misma red que el NAS. Encontrarás el NAS en el Explorador de Windows o el Finder de Mac. Puedes conectarte al servidor con tu usuario y contraseña.

Advertisement
undefined
Captura de pantalla: GizmodoES

Una vez que tengas algunas películas y series para probar tu servidor, es hora de configurar Plex. Ve a Centro de paquetes > Instalado > Plex Media Server y pulsa Abrir. El configurador de Plex se abrirá en una pestaña aparte. Elige el nombre de tu servidor y habilita la opción “Permitir el acceso a mis archivos desde fuera de mi hogar” (en el caso de que quieras ver tus películas fuera de casa o compartirlas con amigos y familiares). Tendrás que registrarte en plex.tv para poder vincular tu cuenta con el servidor. En el siguiente menú, elige“Añadir biblioteca” para crear tus primeras bibliotecas de películas y series.

Advertisement

Abre Películas > Añadir carpetas y selecciona la carpeta del NAS donde hayas guardado las películas (puedes añadir todas las carpetas que quieras repitiendo este paso, pero solo podrán contener películas; las series tienen que ir aparte). Abre Series de TV > Añadir carpetas y selecciona la carpeta donde tengas series (de nuevo, puedes añadir todas las carpetas que quieras repitiendo este paso). También puedes crear varias bibliotecas de películas o varias bibliotecas de series para separarlas por género, por antigüedad, por idioma, etcétera.

undefined
Captura de pantalla: Plex
Advertisement

Cuando terminas de configurar el servidor, Plex hace un rastreo de tus archivos, identifica automáticamente los títulos y descarga los metadatos para que veas las películas y las series ya categorizadas, con su correspondiente póster. Si algún título está mal identificado, puedes acercar el cursor, hacer clic en el menú desplegable de los tres puntos y abrir “Corregir identificación”. Si aun así, Plex no encuentra el título, tendrás que mejorar el nombre del archivo original. Plex identificará más fácilmente películas y series si organizas tus carpetas y archivos más o menos como en la captura: Películas y series/Películas/Avatar (2009)/Avatar (2009).mkv o Películas y series/Series/Star Trek The Next Generation/Temporada 1/Star Trek The Next Generation S01E01 (donde el número tras la S es la temporada y el número tras la E es el episodio).

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Si, al terminar la configuración inicial de Plex, el servidor te avisa de que hay una nueva versión de Plex Media Server disponible, es probable que la nueva versión no haya llegado aún al Centro de paquetes de Synology y tengas que hacer una instalación manual para actualizar el servidor. Es sencillo. Descargas la última versión de Plex Media Server para Synology desde el centro de descargas de Plex, abres la interfaz del NAS, vas al Centro de paquetes > Instalación manual y subes el archivo .spk que acabas de descargar.

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Hay algunos ajustes en el menú de configuración de Plex que deberías tocar. Si has habilitado el acceso remoto, comprueba que el puerto que usa el servidor esté abierto. De lo contrario, sigue un tutorial para abrir o redireccionar puertos en tu router, asegurándote de que abres el puerto correspondiente para la IP del NAS. Puedes comprobar tanto el puerto de Plex como la IP del NAS en el menú Ajustes > Acceso remoto. Para aumentar la seguridad del servidor, elige un puerto diferente a 32400, que es el que usa Plex por defecto.

Otro ajuste que viene bien cambiar si ves películas y series en VOSE es el de los subtítulos. Puedes añadir una cuenta de OpenSubtitles.org como agente de subtítulos para tus películas en Ajustes > Agentes > Películas > Plex Movie (Legacy) y para tus series en Ajustes > Agentes > Programas > TheTVDB.

Advertisement

En Biblioteca puedes cambiar la frecuencia con la que Plex escanea tus carpetas de series y películas. En Transcodificador puedes cambiar los ajustes de transcodificación, por ejemplo si tuvieras problemas de rendimiento o de calidad de vídeo. En idiomas puedes elegir que los subtítulos se muestren siempre (o qué pista de audio reproducir por defecto). En Tareas programadas puedes elegir la hora a la que el servidor hace sus tareas de mantenimiento.

Reproducción directa, transcodificación y el bug de Intel

Para que nuestro servidor de Plex funcione sin atascarse, lo deseable es que haga una reproducción directa del vídeo. La reproducción directa (o direct play) sucede si el cliente (es decir, nuestro televisor, consola o reproductor) es compatible con el formato del vídeo. Y cuando digo formato, quiero decir el contenedor (MP4, MKV, AVI, MOV...), el códec de vídeo (H264, H265, DivX, Xvid...) y el códec de audio (MP3, AAC, AC3, DTS...) del archivo de vídeo.

Advertisement

Los televisores modernos soportan la gran mayoría de contenedores y códecs, y pueden hacer reproducción directa desde Plex. Si no es tu caso (o te has descargado un archivo un poco especial), el motor de Plex hará una transcodificación en tiempo real del vídeo, poniendo a tope el humilde procesador del NAS (y en algunos casos, ni siquiera será capaz de reproducirlo).

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Para evitar la transcodificación, puedes convertir los archivos de antemano. Si el problema es el contenedor, basta con hacer un remuxing (un proceso rápido que consiste en pasar, por ejemplo, un AVI a MKV) con herramientas como MKVToolNix o FFmpeg. Si el problema es algún códec, la solución está en la propia Plex. En cualquier biblioteca, ve a la portada de una película o serie, haz clic en el menú de los tres puntos y elige Optimizar. Puedes optimizar el archivo para verlo en un móvil, en un televisor o manteniendo la calidad original, así como optimizarlo con ajustes personalizados. También puedes elegir la ubicación de la versión optimizada, que por defecto es el directorio del archivo original. Plex empezará a trabajar en segundo plano para convertir el vídeo a un formato más compatible, lo que quizá solucione tus problemas de transcoding.

En mi caso, todos mis dispositivos son compatibles con la reproducción directa, pero muchas veces, un amigo accede al servidor desde un Smart TV no compatible y fuerza la transcodificación. Mis opciones son convertir todas mis películas de antemano (con HandBrake desde mi ordenador, o con la función Optimizar de Plex, aunque esto es un proceso que puede tardar días) o descargar dos versiones del mismo título: una con buen bitrate y buena resolución para ver en mi casa, y otra de peor calidad a 720p para reproducir en remoto.

Advertisement

En cuanto al bug de Intel, es un fallo que afecta al Synology DS220+ y todos los NAS con procesador Intel Celeron J4025 a la hora de transcodificar vídeo por hardware. Se puede solucionar siguiendo estas instrucciones de Plex: en resumen, instalar un editor de texto en el NAS y abrir el archivo Plex/Library/Application Support/Plex Media Server/Preferences.xml para añadir el código VaapiDriver="i965" antes del cierre />.

Tautulli: notificaciones y estadísticas

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Hay tres programas muy vinculados a Plex que pueden instalarse en el Synology a través de Docker (un contenedor de aplicaciones disponible en el Centro de paquetes). El primero es Tautulli, un herramienta de monitorización que sirve para enviar notificaciones a un grupo de Telegram cuando haya nuevas películas y episodios disponibles en Plex, así como para obtener estadísticas sobre el uso que hacen amigos y familiares de nuestro servidor.

Para instalar Tautulli, abre Docker, ve a la pestaña Registro y busca “tautulli”. Instala la imagen desde LinuxServer, que es el repositorio más actualizado, y lánzala en un contenedor desde la pestaña Imagen. Puedes seguir la guía oficial para completar la instalación. Tendrás que habilitar el servicio SSH en el Synology yendo a Panel de control > Terminal y SNMP > Terminal. Puedes iniciar sesión mediante SSH con el usuario administrador* siguiendo estas otras instrucciones. Necesitarás PuTTy en Windows o la Terminal en Mac/Linux, así como la IP del NAS para iniciar sesión (es la que aparece en la barra de direcciones del navegador cuando accedes a la interfaz del NAS). También tendrás que otorgar los permisos adecuados a la carpeta logs de Plex.

Advertisement

(*) para más seguridad, puedes crear un usuario nuevo solo para Tautulli.

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Si has seguido la guía oficial, puedes abrir Tautulli desde 192.168.X.YZ:8181 (en mi caso, 192.168.1.83:8181; la dirección completa depende del router y de tu red local). El configurador de Tautulli no tiene mucho misterio. Una vez que detecta el servidor de Plex, empieza a registrar y mostrarte las estadísticas. Lo más interesante es la parte de las notificaciones, que puedes configurar para Telegram siguiendo este tutorial (y este otro, para crear el bot).

Sonarr y Radarr: descargas automatizadas

undefined
Captura de pantalla: GizmodoES
Advertisement

Puedes descargar torrents (incluso archivos de eMule) directamente con el NAS instalando Download Station desde el Centro de paquetes. También hay multitud de clientes de BitTorrent en Docker. Pero quizá las dos aplicaciones de descargas más asociadas a Plex sean Sonarr y Radarr, que no solo automatizan las descargas de series y películas (respectivamente), sino que bajan subtítulos y renombran los archivos y carpetas de una forma amigable para el servidor.

La interfaz de Radarr (que es idéntica a la de Sonarr)
Gif: Radarr
Advertisement

Puedes descargar Sonarr y Radarr desde el repositorio de LinuxServer en Docker (tal y como acabamos de hacer con Tautulli). Sigue este tutorial para configurar Sonarr y este otro para configurar Radarr. La interfaz de ambas aplicaciones es idéntica y lo único que cambia para ti es el puerto con el que accedes a cada una de ellas (que se asigna durante la configuración del contenedor en Docker). Por seguridad, puedes crear un usuario específico para cada programa.

Conclusiones

  • Plex sigue teniendo su hueco, aunque paguemos al mismo tiempo por Netflix, Amazon Prime, Disney+ y HBO... La propia Plex tiene su servicio de vídeo bajo demanda con publicidad (eso sí, da bastante pena).
  • El Synology DS220+ es un NAS sencillo y asequible, pero el procesador limita su rendimiento a la hora de transcodificar vídeo más allá de los 1080p (e incluso a esa resolución puede sufrir con archivos de bitrate alto). Mejor tener la biblioteca optimizada para una reproducción directa.
  • Todo el ecosistema de aplicaciones que funciona en un ordenador, funcionará también en un NAS a través de Docker. Eso incluye Tautulli, Sonarr y Radarr, tres servicios que completan la experiencia de Plex.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter