Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo hervir un huevo a la perfección teniendo en cuenta las leyes de la física

¿Cuántos minutos hay que dejar un huevo hirviendo para que esté perfecto? La mayor parte de nosotros tenemos una respuesta genérica a esa pregunta, pero ya te adelanto que lo hacemos todos mal. El físico cuántico Miłosz Panfil ha calculado la fórmula exacta para cocer un huevo, y es sencillamente fascinante.

Advertisement

Los huevos son mucho más complicados de lo que parecen desde fuera. La yema y la clara están formadas por diferentes combinaciones de proteínas y grasas, y reaccionan de manera diferente a la temperatura. La clara, por ejemplo, se coagula mucho antes que la yema.

Pero los factores que inciden en su cocción no hacen más que empezar. El tamaño o peso del huevo influyen. También influye la temperatura inicial a la que esté el huevo. No es lo mismo uno recién sacado de la nevera que uno a temperatura ambiente. Para acabar de rematar, hay un factor crucial que nadie tiene en cuenta: la altura a la que vives.

La altura influye en la presión atmosférica, y esta a su vez determina el punto de ebullición del agua. En otras palabras, si vives a mucha altura sobre el nivel del mar (en la montaña. El piso en el que vives no influye) necesitas más tiempo para cocer el huevo. El físico de la Universidad de Exeter Charles D.H. Williams resume todo en esta bonita ecuación:

Advertisement

Las instrucciones definitivas para el huevo perfecto

¡Vale! ¡Muy bien! Hacen falta muchos cálculos, pero has llegado hasta aquí con los huevos en la mano y no se van a cocer solos. ¿Cómo se traduce esto en la práctica? Pues en esta genial calculadora.

Advertisement
Captura de pantalla: Omnicalculator

La calculadora ofrece el tiempo de cocción para obtener un huevo pasado por agua (soft boiled egg) o un huevo duro (hard boiled egg). Para ello tenemos que elegir entre varias opciones como su tamaño, temperatura o la altura a la que vivimos. Para que el proceso sea perfecto también hay que seguir unas sencillas instrucciones:

Advertisement
  • Pon agua a hervir (y espera a que rompa a hervir)
  • Añade media cucharada de sal para que los huevos no se rompan. Para un resultado óptimo es mejor que los huevos estén a temperatura ambiente.
  • Se generoso con el agua. Al meter el huevo, la temperatura del agua baja y no queremos que baje mucho y se interrumpa la cocción nada más empezar. Nada más meterlo, pon en marcha el temporizador.
  • Cuando pase el tiempo indicado por la calculadora, saca los huevos y mételos un par de minutos bajo el chorro de agua fría para interrumpir la cocción.
Advertisement

Aunque parezca simple, la calculadora integra varias ecuaciones de termodinámica que calculan como se distribuye el calor desde la cáscara. Esa distribución del calor ocurre aunque se saquen los huevos del agua y es importante porque puede hacer que la yema de un huevo pasado por agua se coagule demasiado. Por eso se remojan en agua fría al sacarlos. [Omnicalculator vía Science Alert]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key