Para hacer amigos, uno tiene que invertir el tiempo.
Photo: Belle Co (Pexels)

Cuando nos cambiamos de ciudad o trabajo, uno de nuestros primeros objetivos es hacer nuevos amigos. Al fin y al cabo, a nadie le gusta sentarse en la cafetería solo durante la hora de comida. No siempre es fácil hacer amigos, pero en general lo logramos después un tiempo. Sin embargo, ¿qué si podrías saber cuántas horas necesitas invertir para crear nuevas amistades?

Advertisement

La comunidad científica también se ha hecho esa pregunta, y tiene una respuesta. Según Jeffrey Hall, profesor adjunto de estudios de comunicación en la Universidad de Kansas, hacer nuevos amigos no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Uno necesita invertir una cantidad de tiempo importante y hacer actividades divertidas para fomentar las nuevas relaciones.

Además, el tiempo que pasan juntos las personas en el trabajo no tiene tanto peso en la construcción de una amistad, dice Hall.

“Tenemos que dedicarle tiempo”, afirma Hall. “No puedes chasquear los dedos y hacer un amigo. Mantener las relaciones cercanas es el trabajo más importante que hacemos en nuestras vidas. La mayoría de personas cerca de la muerte están de acuerdo”.

Advertisement

Hall decidió que quería averiguar cuántas horas exactas necesitaban las personas para hacer amigos, o los “requisitos para la amistad”. Para hacer esto, realizó dos experimentos.

En el primero, Hall se centró en 355 adultos que se habían mudado a un lugar nuevo en los últimos seis meses. El profesor les pidió que identificaran alguien nuevo que habían conocido, excluyendo los miembros de familia, intereses románticos o alguien que conocían de antes.

Advertisement

Los participantes tenían que documentar dónde conocieron a las personas, cuánto tiempo pasaron juntos la semana previa y cuánto tiempo pasaban juntos en una semana típica. Luego tenían que clasificar la persona en una escala, donde un extremo era “conocido” y el otro era “mejor amigo”.

Para el segundo experimento, Hall reclutó a 112 estudiantes de primer año de la Universidad de Kansas. Les pidió que identificaran a dos nuevos conocidos. Luego, realizó un seguimiento dos veces durante las primeras nueve semanas del año para analizar cómo habían progresado o cambiado las relaciones.

Los resultados del estudio confirmaron una de las principales teorías de Hall: la creación de amistades requería tiempo. Además, cuanto más cercana la amistad, más tiempo necesitaban invertir las personas.

Advertisement

A continuación está el desglose de Hall para los diferentes tipos de amistades:

  • Conocidos: Personas que no habĂ­an pasado más de 30 horas juntos.
  • Amigo casual: Personas que habĂ­an pasado aproximadamente 50 horas juntos.
  • Mejor amigo: Personas que habĂ­an pasado más de 200 horas juntos.

Adicionalmente, tal como mencionamos arriba, las actividades realizadas también son un factor importante en las amistades.

Advertisement

“Cuando pasas el tiempo haciendo bromas, teniendo conversaciones significativas y poniéndote al día con la vida de la otra persona, todos estas interacciones de comunicación contribuyen a un rápido desarrollo de una amistad”, afirma Hall.

Por supuesto, las conclusiones de Hall son lógicas. Todos sabemos que las relaciones, entre ellas las amistades, requieren tiempo y esfuerzo. No obstante, el análisis de Hall es un buen recordatorio de lo importante que son las amistades en nuestras vidas. Por lo tanto, tenemos que priorizar la amistad cuando gestionamos nuestro tiempo.

Advertisement

“Está claro que muchos adultos sienten que no tienen mucho tiempo, pero estas relaciones no se van a producir simplemente porque las quieres”, comentó. “Tienes que priorizar tu tiempo con las personas”.

[Psychology Today]