Imagen: AP

En algunas partes del “estado de sol”, Florida, no solamente está cayendo nieve, sino también algo aún menos común: iguanas. Hace tanto frío en Florida por el ciclón bomba que las iguanas se están cayendo de los árboles. Sin embargo, la razón es una simple cuestión de ciencia.

Advertisement

Las iguanas, como todos los reptiles, son criaturas de sangre fría. Por lo tanto, cuando la temperatura baja mucho, las iguanas no pueden moverse con facilidad. Según The Independent, cuando la temperatura baja a menos de 10°C, los animales se vuelven más lentos. A menos 4°C, su sangre deja de circular y no se pueden mover.

El usuario de Twitter Frank Cerabino hizo una foto de una de las iguanas congeladas de Florida al lado de la piscina de su patio.

Advertisement

Ahora, ¿cómo explicamos la “lluvia” de iguanas? Es una cuestión de ciencia. Como a las iguanas les gusta sentarse en los árboles, si baja demasiado las temperatura, se congelan y se caen. No son los únicos animales a los que les ocurre. Las tortugas también experimentan problemas con el movimiento durante el frío extremo. Biólogos con la Comisión de Peces y Vida Salvaje de Florida han encontrado a varias tortugas flotando congeladas en el agua o cerca de la costa, y les han rescatado.

No obstante, la comisión no tiene planes de rescatar iguanas. Las iguanas verdes son una especie invasiva en Florida conocida por su costumbre de arruinar jardines y cavar madrigueras que perjudican la infraestructura. Pueden llegar a medir hasta 1.5 metros y sus excrementos son una fuente potencial de la bacteria salmonela.

Advertisement

¿Qué debes hacer si encuentras una iguana congelada por allí? La comisión recomienda lo siguiente:

  • No asumas que las iguanas están muertas. Es muy posible que estén congeladas.
  • Déjalas en paz porque pueden morder (cuando se descongelen) si se sienten amenazadas.

Advertisement

En la mayoría de los casos, aunque las iguanas estén congeladas, se moverán de nuevo cuando suban las temperaturas y se les caliente la sangre.

Las iguanas no son las únicas que están sufriendo las consecuencias del ciclón bomba, un evento meteorológico que ha congelado gran parte de la Costa Este de Estados Unidos. Algunas personas han encontrado que sus coches están congelados e inutilizables en medio de la calle.

Advertisement

[The Independent y AP]